B Corporation

Certificación B Corporation en las empresas

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Las empresas españolas se empiezan a sumar a la tarea por tener una economía sostenible a través del certificado B Corporation. En un mundo donde el medio ambiente, el compromiso social y la veracidad está en tela de juicio, las corporaciones deben tomar un papel protagonista por sus intereses internos y por los de sus clientes. En la actualidad el 75% de las personas no se fían de las empresas con las que se relacionan, algo a lo que debe ponerse solución.

A través del movimiento B Corporation de iniciativa mundial y que también tiene su implantación en nuestro país, se trabaja por una mayor concienciación. Son 2.400 empresas de 60 países diferentes, las que cuentan ya con esta certificación, integradas en ciento treinta sectores empresariales distintos. El sello B Corporation es una carta de presentación para las empresas que luchan por él y que llegan a alcanzarlo. A través de este distintivo la sociedad sabe que está ante una entidad que:

  • Trabaja y se preocupa por los problemas sociales y ambientales de nuestro mundo
  • Mantiene una actitud de transparencia abierta y accesible a toda la sociedad
  • Se compromete ante una actitud de responsabilidad legal

Este movimiento que lleva implantado tan solo cuatro años en España, ya ha experimentado un crecimiento del 20% en el territorio. En la actualidad cuenta con algunas de las firmas nacionales más representativas, entre ellas destacan nombres como Danone, Triodos Bank, Veritas, Holaluz o Change.org

Los cuatro pasos para obtener el certificado B Corporation

Para lograr este certificado la empresa debe dar cuatro pasos fundamentales y concretos:

  1. Autoevaluación de la empresa junto con los responsables del certificado en la que se tendrá que alcanzar una puntuación mínima para poder avanzar al siguiente paso
  2. Requerimientos legales a través de los que se procede al cambio de los estatutos legales
  3. El pago de la cuota anual de afiliado que irá en función de la facturación anual de la empresa. Además el pago deberá ir acompañado de la publicación de los resultados de la evaluación inicial
  4. Comunicación de la empresa como nuevo miembro con este sello de calidad

Modificación de los estatutos legales

Este sello de calidad es un compromiso real que asegura a sus consumidores y a la sociedad en general, que la implicación de las empresas es real y que han recorrido un largo camino para alcanzarlo y que ahora tienen que mantener. Su papel en el mundo como generadores de riqueza y parte activa en la creación de un entorno mejor, afecta de modo integral a la empresa que decide dar este paso. Debido a la importancia de este compromiso, el B Corporation supone una modificación de los estatutos legales de las entidades ¿Cuál es el objetivo y aplicación de la modificación de los estatutos? El reparto del peso en la toma de decisiones al objeto de que no solo sean los accionistas los que tengan voz ante los cambios o determinaciones, sino también los empleados, los clientes y la sociedad en general.

¿Qué podemos cambiar en los estatutos legales de la empresa y a quién afecta?

En los estatutos legales de una empresa se establece cuál es la forma que adquiere la entidad y cuál va a ser el modo de proceder de la misma. Estos estatutos deben presentarse en el Registro Mercantil, tanto en el caso de que la empresa sea de nueva creación como si se ha procedido a realizar un cambio en los estatutos, como el mencionado anteriormente para lograr una certificación de calidad y compromiso. Estos estatutos deberán ser respaldados y cumplidos por todos los socios y administradores de la sociedad.

Pero, llegados a este punto y teniendo en cuenta que la vida de una empresa es muy larga y puede ser de interés modificar determinados criterios iniciales, vamos a repasar qué aspectos pueden ser modificados en los estatutos legales de una empresa. Entre ellos se encuentran:

  • Un cambio de denominación de la marca o de su forma jurídica
  • Una modificación de la sede de la empresa, del domicilio de la sociedad
  • Cuando se produce un cambio en la actividad que desempeña la empresa o se amplía la misma y deben contemplarse otras
  • Al realizar un cambio en el capital (hacia arriba o hacia abajo)
  • Para plasmar una modificación en la forma en la que se va a proceder a la transferencia de participaciones sociales
  • Cuando se procede a un cambio en el órgano de administración de la entidad  

Para proceder a realizar un cambio en los estatutos y debido a la importancia de estos, debe asegurarse una legalidad en el proceso en el que todas las partes implicadas deben estar presentes y de acuerdo con los mismos. Se necesita más de la mitad de los votos correspondientes a las participaciones o acciones en que se divida el capital, para poder hacer los cambios que se han propuesto y establecer así unos nuevos estatutos. Para finalizar el proceso debe presentarse una certificación ante notario y después ser presentados en el Registro Mercantil.

Para todas aquellas empresas que no tienen un departamento legal dentro de la entidad, desde el despacho Díaz de Magdalena, aconsejamos contar para ello con un abogado especialista en el área empresarial, que no sólo asesorará sobre los pasos a seguir en cada momento, realizará los documentos necesarios y presentará estos en los organismos donde proceda, sino que velará porque sea positivo y necesario el cambio en los estatutos para que la decisión que se tome, siempre sea la correcta.