fichero de morosos

Fichero de morosos, qué debes saber

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

La relación entre la empresa y el usuario no siempre es fructífera y en muchas ocasiones esta termina en la inclusión del mal pagador en un fichero de morosos. Este sistema ha crecido en la última década en gran parte debido a la existencia de un comercio electrónico en expansión, de contratos a través del teléfono, con el que más tarde una de las partes no ha estado satisfecho con el mismo… Por eso desde el Despacho Díaz de Magdalena animamos a las empresas a que conozcan de primera mano la normativa vigente y que deben de cumplir para tener activo un fichero de morosos y al usuario y consumidor final, para que sea conocedor de sus derechos para protegerse de actividades fraudulentas con sus datos a través de este tipo de ficheros.

Empresas de reclamación de deudas y ficheros de morosos

Ante un momento clave en la protección de datos de cualquier empresa, las empresas de reclamación de deudas tienen un nivel más de dificultad, la forma en la que pueden y deben ponerse en contacto con las personas o empresas que no han satisfecho unos pagos y al mismo tiempo cumplir con la labor que le es encomendada por parte de sus contratantes.

Recientemente una empresa de reclamación de deudas ha sido condenada por el Tribunal Supremo a indemnizar con 10.000 euros por daños morales a una mujer cuyos datos fueron incluidos en dos ficheros de morosos por una deuda de 200 euros que la compañía de teléfonos Vodafone le reclamaba por unos servicios de telefonía móvil con los que ella no estaba deacuerdo y que suponían una violación de su derecho al honor.

La inclusión en un fichero de morosos ¿puede ser unilateral?

A priori pudiera parecer que sí, pero esto no siempre es así. Para poder incluir a una persona en un fichero de morosos esta debe reconocer la deuda y estar conforme con ella. De no ser así y siempre que se actúe desde la legalidad en ambas partes, sus datos no podrán ser integrados en un fichero de este tipo.

Si eres consumidor final desde el Despacho Díaz de Magdalena te aconsejamos manifestar tu desacuerdo por los cauces que estimes oportunos (consulta a un profesional si tienes dudas al respecto) para que quede constancia de que están realizándose irregularidades en la relación contractual y que existe una disconformidad al respecto. Esto avalará la posibilidad de tomar medidas en primera instancia por parte del particular y más tarde de un juzgado.

Con estas palabras dictaba el Tribunal Supremo su sentencia al respecto:

“No cabe incluir en estos registros datos personales por razón de deudas inciertas, dudosas, no pacíficas o sometidas a litigio. Para que concurra esta circunstancia en la deuda, que excluya la justificación de la inclusión de los datos personales en el registro de morosos, basta con que aparezca un principio de prueba documental que contradiga su existencia o certeza”

Cómo afecta la inclusión en un fichero de morosos al particular

Ante la amenaza empresarial de ser incluido en un fichero de morosos, caben dos posibilidades, que sea un “farol” y por lo tanto solo sea una manera de presionar al consumidor para que satisfaga la deuda, o que efectivamente la empresa cumpla con su palabra. En el último caso, tanto si hay reconocimiento de la deuda o no, el hecho de aparecer en un fichero de morosos causa grandes problemas al usuario. Dificultades para contratar nuevos servicios, impedimentos en la relación con una entidad financiera, desacreditar el nombre de una persona para adquirir nuevos compromisos en el futuro, sea cual sea su índole. Estos ficheros de morosos siempre serán consultados por las empresas antes de confiar un producto o servicio en un nuevo cliente.

Qué ocurre cuando sólo reconocemos parte de la deuda

Ante la llegada a un juzgado de demandas de este cariz, es importante destacar la seriedad con la que se manifiesta aquella persona que no está de acuerdo con la deuda o parte de ella que se le está exigiendo. El hecho de satisfacer parte de la facturación y no otra, supone una muestra de la claridad con la que una persona reconoce la existencia de una relación y el pago de los servicios que responden a ella y no se ampara en posibles defectos de fondo o de forma para dejar de abonar la cuantía total del servicio pactado con antelación.

El fichero de morosos y la solvencia patrimonial

En un fichero de morosos debe estar incluido aquel consumidor que de forma no justificada no puede o no quiere pagar sus deudas. Llegados a este punto podemos preguntarnos ¿cuál es la aplicación de un fichero de morosos? Este sistema automatizado y que puede ser consultado, no tiene como objeto dejar constancia de una deuda por el simple hecho de plasmarla en un lugar, si no la de dar información real sobre la solvencia patrimonial de esa persona con el fin de intentar evitar futuros incumplimientos económicos con otras empresas con las que de forma previa hayan llegado a una relación contractual.

¿Cómo salir de un fichero de morosos?

La vía más fácil y rápida evidentemente es la del pago, pero en ocasiones esto no es suficiente y una vez abonada la deuda el nombre de la persona puede seguir apareciendo en el fichero de morosos. En estos casos le recomendamos que se pongan en contacto con profesionales que puedan darle un asesoramiento específico para poder desaparecer de las listas y recuperar todos sus derechos. Nuestro despacho estará encantado de resolverle cualquier duda al respecto y ayudarle en el proceso. No solo es una actitud sancionable a la empresa que mantiene el nombre sino que además podrás solicitar una indemnización al respecto.