Ley de Autónomos

El 2018 un año decisivo para la Ley de Autónomos

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

El trabajo por cuenta propia es una de las principales fuentes de recursos de un país y por ello, en estos últimos meses se está trabajando en una reforma de la Ley de Autónomos para fomentar el número de personas que deciden emprender y mejorar las coberturas existentes del colectivo.

Enero de 2018 será clave para la puesta en marcha de algunas de las iniciativas de esta Ley de Autónomos. Si estás pensando en lanzarte por tu cuenta o ya lo eres, a continuación te dejamos algunas claves para ayudarte a planificar tu gasto.

La tarifa plana en la nueva Ley de Autónomos

La tarifa plana ya era una realidad en la ley existente, sin embargo a partir de 2018 se aumentará hasta el doble el tiempo en el que una persona podrá mantener la cuota inicial de 50 euros al mes. Un impulso para todos aquellos que dependen de una inversión inicial o que no saben cuál será el momento en el que empiecen a tener beneficios que puedan sufragar los gastos. Puntos que te ayudarán a tu gestión:

  1. Durante los primeros doce meses solo pagarás 50 euros al mes de autónomos
  2. Del mes 13 al 18 te podrás beneficiar de una bonificación del 50% sobre la cuota total
  3. Del mes 18 hasta los dos años la bonificación será del 30%
  4. Si eres autónomo colaborador la reducción de las cuotas durante el primer año será del 100%
  5. Para autónomos con pluriactividad, con contrato a tiempo completo por cuenta ajena, la deducción será del 50% durante los primeros dieciocho meses y del 25% en los dieciocho siguientes.   

Si ya has sido autónomo en otro momento debes saber que otra de las grandes novedades, es que se ha reducido de cinco a dos años, el tiempo que debe pasar para beneficiarte de esta tarifa plana si decides volver a darte de alta en este régimen de trabajadores.

La Ley de Autónomos y las medidas fiscales

Son varias las medidas fiscales que se ponen en práctica con esta nueva Ley del Autónomo. La primera de ellas es la reducción de la penalización por no pagar las cuotas como autónomos a tiempo, concretamente los recargos pasan del 20 al 10% en el primer mes.

La crisis por la que ha pasado nuestro país sumada a un nuevo concepto de trabajo que lleva desde hace tiempo instaurado en otras muchas partes del mundo, ha hecho que cada vez sean más los autónomos que deciden trabajar desde casa. Por ello esta nueva Ley de Autónomos también recoge la posibilidad de que este pueda deducirse gastos de suministros tales como la luz, el agua o el teléfono a partir de enero de 2018.

Otra de las aplicaciones de esta reforma afecta a las dietas por comida, los autónomos se podrán deducir 26,67 euros diarios en el IRPF por gasto en comida, cuando estén relacionados con la actividad profesional y se realicen dentro del territorio español. En el caso de realizar la actividad fuera de España esa cantidad será de 48 euros.

La Ley de Autónomos y las medidas acerca de las cotizaciones

En este campo son bastantes las actualizaciones de la ley anterior. El autónomo sólo pagará desde el día en que se dé de alta y no el mes completo como venía sucediendo hasta ahora. Además podrán darse de alta o baja hasta tres años durante el mismo año. Pero y la variación en los ingresos ¿puede afectar a la base de cotización? Hasta cuatro veces puede un autónomo modificar a lo largo del año su base de cotización para poder adaptarla así a la realidad de su situación profesional. De igual forma serán devueltas de forma automática los excesos de cotización en aquellos profesionales que realicen más de una actividad.

La Ley de Autónomos y la mujer

La maternidad es una de las paradas en el ámbito profesional de las mujeres que pueden afectar al funcionamiento directo de su trabajo, por ello esta nueva Ley del Autónomo quiere facilitar esa incorporación antes de los dos años estipulados hasta ahora, para que de esta forma puedan beneficiarse de la tarifa plana. Este caso incluye también las adopciones, acogidas y casos similares.

¿Hay más ayudas para conciliar la vida personal y profesional? Sí que las hay, durante el periodo de baja por las circunstancias mencionadas antes, los padres y madres, estarán exentos del pago de la cuota de autónomos, aunque no se contrate a nadie en sustitución. Este beneficio se extiende hasta el año para aquellas personas que estén cuidando a menores o personas dependientes.

Los riesgos laborales en la nueva Ley de Autónomos

La nueva Ley de Autónomos también trae novedades respecto a los riesgos laborales del trabajador por cuenta propia, con la puesta en marcha de esta reforma también se incluyen los accidentes en el trayecto para ir y venir del trabajo siempre y cuando el lugar de su desarrollo no sea el domicilio del autónomo. Al mismo tiempo se ofrecerá una formación en relación a los riesgos laborales a los profesionales por cuenta propia que quieran beneficiarse de la misma.

Aunque para muchos estas medidas son insuficientes y queda mucho camino por recorrer, sí es cierto que es una puesta en valor por el trabajo por cuenta propia. Pero emprender va más allá de las ayudas, requiere de un asesoramiento integral que dé respuesta al plan de viabilidad, a una gestión eficaz de caja, un trabajo de compliance que aporte seguridad al trabajador y su empresa, por todo ello y mucho más desde el despacho Díaz de Magdalena animamos a que consulten con un profesional todos los pasos que debe dar antes y durante su trayectoria profesional. De esta forma logrará el éxito de su esfuerzo y su inversión económica y de tiempo.  

En www.diazdemagdalena.com le ofrecemos un amplio abanico de servicios