delitos leves

Delitos leves ¿necesito un abogado?

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Pin on Pinterest0

Los delitos leves aparecen en la reciente reforma del Código Penal español y merecen ser considerados con atención. ¿Qué son? ¿Cómo se sancionan? y muchas otras preguntas que vamos a tratar de responder en nuestro artículo de esta semana. ¿Por qué optamos esta semana por explicar de forma entendible este tema a nuestros lectores/clientes? 1) Porque puede afectar de manera muy importante su vida y el ejercicio de sus derechos y 2) porque existe un enorme desconocimiento aún, debido tal vez a la juventud del nuevo Código Penal.

Para entender este aspecto, igual que cuando explicamos el tema de la nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria, el espíritu legislador es agilizar nuestros demorados tribunales para que ejerciten más rápidamente su función judicial. Entendamos esa función de dirigir el tráfico. La idea es atender más rápido los delitos cotidianos de menor calado, desatascar el tribunal para que sea a un mismo tiempo más eficaz en la instrucción del delito a gran escala. Ahora bien, muchos expertos afirman que se puede conseguir justo el efecto contrario ya que ahora, por ejemplo, son punibles el delito consumado y la tentativa. Esto, según los expertos puede dar cabida a un espectro mayor, y por tanto a una mayor congestión. Pero no es esta la cuestión que preocupa en esta ocasión, sin embargo, merece ser tenida en cuenta.

El nuevo artículo 13.3 del Código Penal hace mención a “delitos leves”, que son “las infracciones que la ley castiga con pena leve”. Vienen a matizar las faltas penales que existían en el antiguo Código Penal.

Para ser más concretos y despejar toda duda al respecto encontramos la disposición adicional segunda de nuestro nuevo Código Penal, donde se dice que “las menciones contenidas en las leyes procesales a las faltas se entenderán referidas a los delitos leves” lo que traducido a lengua vernácula significa que lo que antes era un delito de faltas es ahora/se llama ahora  un delito leve.

Ahora, sabiendo este matiz casi lingüístico (aunque no es un mero cambio de nombres, porque el delito leve trae consigo unas condenas más duras en muchos supuestos similares para las antiguas faltas) diremos que por ejemplo, no procede la detención de una persona a cuenta de un delito leve a excepción de determinados concurrentes específicos como por ejemplo que no esté localizable en un domicilio y por tanto quede comprometida la capacidad del estado para el ejercicio de la justicia en sus cauces habituales.

Si tuviéramos que indicar los principales cambios que trae consigo la desaparición de las faltas y la aparición de delitos leves en nuestro Código Penal, diríamos:

  • Los delitos leves solo serán perseguibles a partir de una denuncia de la persona agraviada o su representante legal, excepto para casos de violencia de género y/o violencia doméstica.
  • De las extintas faltas solo se mantienen en su nueva forma de delitos leves aquellas infracciones merecedoras de suficiente alcance punitivo como para poder considerarlas como delitos leves castigados con penas de multa mayoritariamente.
  • Los delitos leves generarán antecedentes penales.
  • Se amplía el tiempo de cancelación de dichos antecedentes penales.
  • Incremento de las penas. Para las penas graves, en lugar de cinco años ahora serán necesarios diez años.
  • El plazo de prescripción se amplía de 6 meses a un año.
  • Se castigará tanto el delito consumado como la tentativa.
  • La multireincidencia pasa a castigarse más severamente.

DELITOS LEVES. TIPOS

  • Delitos contra las personas: Aquí estaríamos contemplando casos como: Lesiones de menor gravedad o Lesiones leves (art. 147.2). Golpear o maltratar de obra sin causar lesión. No obstante, en los casos en que esas lesiones leves o maltratos sin ocasionar lesión se produjeran en el contexto doméstico o contra la mujer carecerán de consideración leve y pasarán a considerarse como delito grave como medida para preservar la paz en el hogar y combatir la violencia en el seno de la pareja y la familia. Así lo establece el artículo 153 del Código Penal cuando habla del Maltrato Singular. Igualmente en el delito contra la persona podemos englobar ahora las amenazas y coacciones leves salvo en el caso de que puedan incurrir en Violencia de Género, por lo establecido en el artículo 172 del Código Penal.
  • Delitos contra la inviolabilidad del domicilio. Indicado para los casos en que se entra en un local abierto al público fuera del horario de apertura y en contra de la voluntad del propietario. Abarca despachos, oficinas, tiendas, locales abiertos al público, sedes sociales… y hace mención a domicilios sociales (sedes) de personas jurídicas (empresas) públicas o privadas.
  • Delitos contra la propiedad. Aquí surge un punto de inflexión en la cifra de 400€. Será considerado delito leve todo aquel atentado contra la propiedad por debajo de esa cantidad. Es decir:   hurto por cantidad inferior a 400 €; estafa por cantidad inferior a 400 €; sustracción de bienes por cantidad inferior a 400 €; apropiación indebida por cantidad inferior a 400 €; defraudación de suministros por cantidad inferior a 400 €; daños por cantidad inferior a 400 €;  vulneración de la propiedad industrial o intelectual por cantidad inferior a 400 € … Todo esto son ahora delitos leves con todas las características penales que hemos anotado.
  • Delitos contra intereses generales. Por ejemplo usando moneda y timbre falsos, no obstante el delito no podrá ascender en cuantía a más de 400 €. Más de esta cantidad ya no sería leve sino grave.
  • Usurpación de funciones e intrusismo. 

DELITOS LEVES: EL PAPEL DEL ABOGADO

carmen-diaz-de-magdalena-abogada
Carmen Díaz de Magdalena. Abogada experta en delitos leves

Si bien es cierto que en el caso de delitos leves no es necesaria la asistencia de un abogado, es prudente considerar acudir al mismo contando con el apoyo de un abogado experto. Tenga en cuenta que no solo se trata de tener razón, sino de hacerla valer y de enmarcarla perfectamente dentro del nuevo espacio normativo que aparece en nuestro ordenamiento jurídico para delitos leves. Por tanto, si es usted quien inicia el expediente por delito leve al denunciar o querellarse contra otro, estará en mejores condiciones de ejercer sus derechos con la ayuda de un abogado.

Lo mismo o más, sucede si es usted el denunciado en un caso de delitos leves.

Es cierto que los delitos leves no nos van a privar de la libertad, no tienen pena de cárcel. Sin embargo, es vital asistir junto a un abogado si tenemos en cuenta que pueden acarrear importantes sanciones económicas y sobre todo generar antecedentes penales.

Contar con asistencia letrada es garantía en ambos casos, denunciado o denunciante, de que se van a poner los medios para que el juicio se desenvuelva en el estricto respeto a nuestro derecho. Ese es el compromiso del abogado: un compromiso de medios.

Un texto de ClippingRRPP-Marketing Jurídico para Despacho Díaz de Magdalena