Tráfico. Baremo indemnizaciones

Tráfico: baremo para calcular las indemnizaciones por daños en accidentes

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5Pin on Pinterest0

El pasado 1 de enero, entró en vigor el nuevo baremo de tráfico en España. Nos viene dado por la Ley 35/2015, de 22 de septiembre. Una información que tiene no poca importancia para nuestros lectores ya que determina qué indemnización nos corresponde percibir en caso de haber sufrido/sufrir un accidente de circulación. Debido al gran volumen de accidentes de tráfico que se dan a diario y el alto número de ellos que terminan en disputas en tribunales, desacuerdos con el seguro… resulta muy interesante detenernos a conocer los aspectos del baremo en vigor. De él, dependeremos si desafortunadamente sufrimos algún incidente en nuestro vehículo. Este baremo, también se va a aplicar con carácter orientativo a daños producidos por mala praxis médica, accidentes de trabajo… no solo al ámbito del accidente de tráfico, que sin embargo, y por su frecuencia en nuestra sociedad será al que dediquemos el artículo de esta semana en nuestro blog.


BAREMO: CONJUNTO DE NORMAS ESTABLECIDAS CONVENCIONALMENTE PARA EVALUAR ALGO DE ACUERDO CON UNOS CRITERIOS QUE SERÁN COMUNES A TODAS LAS SITUACIONES QUE PRECISAN SER EVALUADAS


El baremo que la ley prevé para accidentes de tráfico, hace referencia a una serie de tablas que recogen los daños a indemnizar y la cuantía resarcitoria que le corresponde. En base a este baremo, cuando se produce un accidente de circulación, la ley valora qué daños producidos son merecedores de indemnización y acude al baremo para conocer qué cuantía corresponde percibir a la víctima.

Cuando una persona sufre un accidente de tráfico, puede sufrir daños que merecen, según nuestra legislación, percibir una indemnización. Los daños que se contemplan con derecho a indemnización en nuestro código son:

  • Personales:
  • Morales:
  • Psicofísicos:
  • Patrimoniales

La persona que tendrá derecho a percibir esa indemnización, obviamente habrá de ser la víctima. Sin embargo, si esta resultara fallecida podrán ser beneficiarias su cónyuge, hijos, padres, hermanos… El nuevo baremo con el que trabajamos desde principio de este 2016 también prevé allegados como beneficiarios con derecho a indemnización si falleciese la víctima.

Cabe indicar, para nuestros lectores interesados que los accidentes que se produjeran antes de 2016 serán estimados en base al baremo anterior al que ocupa hoy nuestro blog.

Tráfico: Novedades del baremo.

Como estamos refiriendo el texto a un nuevo baremo, debemos comentar en qué consiste ese carácter novedoso del mismo, para que podamos situar a nuestros clientes/lectores ante la realidad que les determinará su indemnización por accidente de tráfico. Como primer punto diremos que las cuantías de las indemnizaciones han variado al alza, es decir, que serán mayores para iguales daños. Por el mismo perjuicio, en 2016 percibiremos una indemnización mayor. Por ejemplo, en caso de fallecimiento, en términos promedio las indemnizaciones por muerte se incrementan un 50 % con respecto al baremo que teníamos en 2015.

Otra novedad a recalcar sería la que afecta a las personas que pueden ser beneficiarias de la indemnización. Vale la pena indicar que ahora los allegados también forman parte de ese grupo de personas consideradas lo suficientemente anexadas a la víctima como para recibir indemnización por su pérdida. Pero ¿qué son los allegados? Tenemos dos consideraciones, una menos concreta que nos habla de esas personas que mantenían con la víctima una relación de especial afectividad y otra, más concreta, que apunta a personas que hubiesen convivido de forma familiar durante al menos 5 años inmediatamente anteriores al fallecimiento.

Los gastos generados por fallecimiento, comportan tanto una cuantía mínima de 400 € para gastos generales como unos costes propios del deceso, como puede ser traslado hasta su lugar de entierro, la inhumación y el funeral.

Aparecen además nuevos conceptos para indemnizar, es decir, que se creen consideran de indemnización otros aspectos que antes no eran tomados en cuenta. Podríamos hablar de los más llamativos: la pérdida de calidad de vida, los gastos sanitarios en el futuro, la necesaria readaptación de vivienda en caso de invalidez…

Se amplía la consideración de indemnización por lucro cesante, es decir por la ganancia patrimonial que se va a dejar de percibir más allá del accidente y a consecuencia de este. No solo se apuntan ahora los ingresos de la víctima sino otros conceptos como tareas del hogar (trabajo no remunerado) o la merma de su capacidad de trabajo en un futuro.

También es novedoso, y así lo recalcamos, no el hecho de indemnizar al lesionado de gravedad sino el aumento de las cuantías que este va a percibir con respecto a lo que venía dándose en nuestro ordenamiento jurídico. Como hemos apuntado antes, también se consideran los gastos futuros que va a ocasionar esa nueva realidad.

En cuanto a lesiones menores, aparece la indemnización por latigazo cervical, santo y seña de los accidentes de tráfico y que hasta ahora no repercutían en indemnización. El nuevo baremo sí toma en consideración estas lesiones o afectaciones menores de la columna vertebral. En caso de colisión, la cabeza de un adulto, que pesa de 8 a 10 kg sí sufre toda la inercia del impacto ya que no va sujeta por los cinturones. Esa fuerza peso más la aceleración puede hacer sufrir un momento de fuerza de más de 60 kg que se soportará exclusivamente con la musculatura cervical… Demasiado esfuerzo y lesión casi segura. Se considera como secuela y como tal se indemniza. Eso sí, debe estar acreditado por un informe médico. Los familiares menores de edad a cargo de la víctima también serán resarcidos.

Pero no todo van a ser flores. Si la víctima había incumplido la normativa de seguridad en el accidente, aun cuando este no fuere por culpa suya, la indemnización se va a reducir en un 75%.

Si la valoración médica o peritaje forense que realiza el seguro no resulta de conformidad para la parte, puede solicitar una valoración independiente.


¿Has sufrido un accidente de tráfico? ¿Quieres saber qué indemnización te corresponde? En Díaz de Magdalena contamos con abogados expertos en Accidentes de Tráfico. ¿Tienes alguna duda? En nuestro despacho la primera consulta te la resolvemos de forma gratuita. Utiliza el formulario a continuación y te responderemos lo antes posible

¡Pregúntenos!