Asesoramiento Preconcursal

Asesoramiento Preconcursal. Alternativas legales al concurso de acreedores.

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3Pin on Pinterest0

El Asesoramiento Preconcursal es una de las prestaciones más importantes que puede brindar una asesoría jurídica a empresas en el ámbito de la administración concursal. Sin embargo, no todos los despachos jurídicos van a poder plantearla, ya que se necesita contar con un equipo experto, acostumbrado a la llevanza diaria de este tipo de actuaciones en el ámbito de la empresa. Dado que hay empresas insolventes que necesitan de asistencia inmediata de un profesional capaz de reconducir la situación de deriva, cabe pensar que existió, previo a esa fase tan crítica, un momento en el que se pudo evitar, se pudo anticipar o cuando menos paliar el grosor de la catástrofe.

Por eso, como despacho experto en insolvencias y administración concursal en Madrid, queremos dedicar el artículo de esta semana al siempre delicado tema de la administración concursal pero en una fase previa, el asesoramiento preconcursal.

En definitiva, el asesoramiento preconcursal parte de la premisa de que existen ciertas opciones que nos permite la ley, es decir, alternativas legales a la declaración del concurso de acreedores. Dichas medidas nos permiten reestructurar las deudas que presenta la empresa por ejemplo, alcanzando acuerdos de refinanciación entre otras medidas.

El asesoramiento preconcursal trata de hacer salir del estado de insolvencia a la empresa y consecuentemente del deber de solicitar el concurso de acreedores.

Si tuviéramos que destacar algunas de esas alternativas válidas al concurso de acreedores tendríamos que mencionar:

  • Preconcurso: la institución preconcursal ofrece a la empresa un plazo ampliado de cuatro meses para que extrajudicialmente alcance acuerdos con los acreedores. Como decimos en el párrafo que inspira esta enumeración, la filosofía es dar una facilidad más para que la empresa pueda salir del estado de insolvencia y no tenga que llegar a solicitar el concurso de acreedores, que como nuestros lectores ya conocen de artículos anteriores, tiene consecuencias. En nuestro despacho brindamos un servicio de asesoramiento preconcursal conocedores de que es una realidad mucho más conveniente, que puede salvar a la empresa y ahorrarle no pocos problemas.
  • Acudir a la refinanciación:  La refinanciación de deudas consiste en cancelar las deudas que se mantienen con bancos y entidades de crédito para renegociar la contratación de nuevos préstamos o créditos con mejores condiciones que aquellos que han sido cancelados previamente. A esta situación se suele llegar cuando el particular que firma el préstamo no hace frente al pago de las cuotas que se deben abonar al banco o entidad de crédito y por ello se desemboca en una situación en la que el banco puede optar por un proceso ejecutivo lo cual supondrá de forma posterior el embargo inmediato de bienes contra aquel que no paga sus cuotas a cuenta de un préstamo (moroso). Una solución para aquellas personas incapaces de hacer frente al pago de préstamos bancarios es la Refinanciación de deudas de forma que, con el beneplácito del banco, se pueda ir poniendo al día con sus obligaciones de pago, por ejemplo reunificando varios pagos en uno mismo. Pero cuidado, porque en muchas ocasiones el banco ejerce esa posición de fuerza y podemos vernos pagando incluso más que antes. Es muy importante poner el caso en manos de abogados especialistas en refinanciación de deudas o refinanciación bancaria como los que integran nuestro despacho para evitar complicaciones mayores.
  • Homologación judicial de la refinanciación: cuando el acuerdo de refinanciación se alcanza con entidades bancarias que suponen un 55% del pasivo de la empresa, se entiende que se tiene una mayoría suficiente de acuerdo de refinanciación. ¿Qué significa esto? Que el 45% restante tendrá que avenirse a esta refinanciación. Homologar judicialmente esa mayoría refinanciada alcanzada puede aportar otra gran ventaja, esta vez en forma de prórroga contra la ejecución sobre patrimonio de la empresa.
  • Acuerdo de pagos: puede llegarse a un acuerdo por vía extrajudicial. Consiste en firmar un acuerdo con las partes acreedoras para establecer un calendario de pagos viable. Dicho acuerdo puede tener afectación a la hora de paralizar ejecuciones sobre patrimonio, activos…

CONCURSO DE ACREEDORES

Cuando una persona física o jurídica se encuentra en situación de insolvencia, de forma que no puede afrontar la totalidad de sus deudas a sus vencimientos, se aplica el procedimiento legal del concurso de acreedores. Este instrumento jurídico se plantea como un medio para satisfacer parte del pago a los acreedores y, a su vez, favorecer la continuidad de la empresa.

Consta de cuatro fases, recogidas en la Ley Concursal, que van desde la solicitud y declaración del concurso hasta la etapa de resolución y, en algunos casos, la determinación de la responsabilidad. Tras la acreditación de todas las deudas y la valoración del patrimonio de la empresa, los administradores concursales presentan un informe, que una vez estudiado derivará en un convenio de acreedores o en la liquidación de la empresa como último recurso.

 Si tu empresa navega en estas complicadas aguas, no está de más contar con un asesoramiento jurídico que en este caso debe ser experto. Es decir, no cualquier letrado es experto en administración concursal. No todos los despachos integran equipos capaces de responder a estas coyunturas. Te anotamos lo que según nuestro criterio, con amplia trayectoria concursal, debe incorporar todo servicio jurídico que se ofrezca como solución para la administración concursal:

En el despacho Díaz de Magdalena nuestros abogados le asesorarán en cada una de estas etapas y en los procedimientos asociados, como los expedientes de regulación de empleo o el cumplimiento de las resoluciones judiciales.

Nuestro abanico de servicios en administración concursal abarca:

  • Asesoramiento en la fase preconcursal.
  • Responsabilidad de administradores.
  • Preparación del convenio con acreedores.
  • Asesoramiento en la fase común.
  • Asesoramiento en la vía incidental.
  • Expedientes de regulación de empleo.
  • Asesoramiento en la fase de liquidación.
  • Reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales dictadas en procesos concursales.
  • Estructuración de inversiones en activos y pasivos concursales.

Protección de créditos

  • Impugnación y reconocimiento de créditos.
  • Defensa de los derechos de los acreedores.
  • Ejecución de garantías.
  • Reconocimiento y ejecución de créditos y garantía en procedimientos concursales españoles.

Nuestra directora, Dña Carmen Díaz de Magdalena, posee uno de los mejores currículum vitae en materia de administración concursal. (Puede consultarlo haciendo clic aquí) Administradora en 66 concursos hasta la fecha (10 de marzo de 2017) en más de 20 salas a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, formada en decenas de cursos especializados en administración concursal… Si su empresa está en situación marcada por la dificultad para abordar pagos, compromisos de letras etc. no espere a llegar a la declaración de insolvencia. Póngase en contacto con expertos. Existe una fase previa, el asesoramiento preconcursal puede frenar la caída antes de llegar al suelo.

Llámenos.