adoptar-abogado-madrid

Adoptar en España. Requisitos Legales necesarios.

Share on Facebook0Share on Google+5Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn18Pin on Pinterest0

A primeros de 2015, conocíamos el dato de que España era el tercer país del mundo que más niños adopta (en proporción a su población) y durante algunos años de la pasada década, la segunda en adopciones en números absolutos solo superada por EEUU. En las últimos diez años casi 70.000 niños han sido adoptados en España. En el caso de las adopciones internacionales su procedencia, mayoritariamente es de Rusia.  Le siguen China, Etiopía, Filipinas y Colombia. Fue en 2004-05 cuando nuestro país experimentó un boom en lo que a adoptar fuera de España se trataba. En aquel entonces, China era la principal fuente de nuevos ciudadanos a nuestras familias. Los expertos apuntan a que la adhesión al Tratado de la Haya hace que a nivel burocrático sea ya igual de complejo, y a similares condiciones, Rusia ha desbancado el interés de China en los últimos años, que ha aumentado bastante el carácter restrictivo de su normativa.

 Desde la Coordinadora de Asociaciones en defensa de la Adopción y el Acogimiento (CORA) en la persona de su coordinador Adolfo García Garaikoetxea se indica que «anualmente se resuelven unas 1200 adopciones en España, cuando hay alrededor de 30.000 familias consideradas óptimas para ser adoptantes.» Entre algunas de las causas, este colectivo indica que «la gran mayoría de las personas que están en lista de espera se ofrecen para adoptar perfiles que escasean en los orfanatos: se piden menores lo más pequeños posibles y sanos». Ambas declaraciones se extraen de una noticia publicada por el diario El Mundo en su edición de 22 enero de 2015. 

Para obtener esa calificación óptima como familia adoptante o de familia de acogida (destino) han de mostrarse realidades socio-económicas que den a pensar que el menor participará de un entorno beneficioso para su desarrollo. En lo que nos ocupa en este blog, veamos qué requisitos legales deben darse para adoptar en España.

Adoptar desde un punto de vista jurídico

En los últimos años, ha aflorado un pensamiento a nivel de calle: adoptar es cada vez más difícil. adoptarSi analizamos por qué se piensa así El veremos que el Convenio de La Haya y los cambios legislativos en cada país han endurecido los requisitos de la adopción en todo el mundo. Si tenemos en cuenta que la rapidez en los trámites es el factor preferido por aquellos que quieren adoptar (comprensible) entenderemos por qué los países que tradicionalmente han simplificado el proceso han sido preferidos. Por ejemplo, en 2012 en España se adoptaron 1.700 niños procedentes del extranjero y unos 200 españoles.

Más del 90% de las familias españolas que desean adoptar reciben el visto bueno o certificado de idoneidad. Lo que ocurre es que cada vez hay menos menores para adoptar. El Convenio de la Haya trata el derecho de la adopción como una medida para:

  • Proteger al menor abandonado
  • Garantizar su Derecho a tener una familia
  • Regular la obligación subsidiara de la administración a proveer esa familia

El proceso de adopción es un proceso legal lento y complicado, tanto en su variante nacional como internacional. Entran en concurso muchos derechos y obligaciones: los del menor, que tienen primacía, pero también los de la familia que desea adoptar. Existe un gran número de plazos, trámites, presentaciones administrativas…

Contar con un abogado experto aparece como la opción preferida por la inmensa mayoría de las familias que dan el paso e inician trámites efectivos de adopción. Como mínimo, estamos dejándonos asesorar por un profesional que conoce de cerca la normativa y que a diferencia de la familia, no es la primera vez que enfrenta un proceso similar

El caso de la adopción nacional, puede y suele ser más largo ya que en nuestro país existen pocos niños abandonados. La mayoría de los niños que están en los orfanatos españoles tienen una familia (normalmente en condiciones no aptas para hacerse cargo) y por lo tanto son niños que solo pueden darse en acogida a familias que temporalmente puedan ofrecerles un entorno más habitable a todos los niveles. A nivel internacional, los plazos han sido siempre más cortos, pero las nuevas normativas de carácter mundial han ido aumentando el tiempo de contratación y equiparándolo más a nuestra normativa vernácula. Por eso la gente dice que cada vez es más complicado adoptar. Por ejemplo, el nuevo marco legal que actúa en China, ha hecho que un trámite que antes suponía solo medio año, se dilate ahora más de siete años.

Requisitos legales

A la hora de adoptar en España las competencias están transferidas a las comunidades autónomas. Los requisitos para poder adoptar variarán de unas a otras. En términos generales, se barema la edad de los padres adoptivos en relación a la edad del menor. Algunos de los requisitos legales para adoptar en España son:

  • Siempre es exigible que uno de los padres adoptantes sea mayor de 25 años.
  • Deberá guardarse un mínimo de 14-16* años de diferencia de edad con el adoptado.(*Según comunidad autónoma)
  • La diferencia de edad entre los padres adoptantes y el niño adoptado no podrá superar los 40 años. (En algunas comunidades autónomas la cifra alcanza los 45 años).
  • Presentar los trámites de adopción. Indispensable para adoptar.
  • Que existan motivaciones suficientes para adoptar.
  • Condiciones Psicológicas y Económicas idóneas para poder educar al niño/a.
  • Convivencia mínima de la pareja de al menos dos años. (tres años en Asturias y Madrid).
  • Se valora negativamente la solicitud de características específicas: sexo del niño/a, edad, origen socio-familiar…
  • Las personas que hayan sido incapacitadas para ejercer la patria potestad no podrán adoptar.
  • En el caso de adopciones internacionales, se atenderá igualmente al ordenamiento en el país de origen.

El proceso para adoptar

  1. Una vez que se decide iniciar el proceso de adopción nacional, los adoptantes han de dirigirse a los Servicios de Protección de Menores de las Comunidad Autonomas para realizar formalmente la petición de adopción nacional. Allí le informarán de los documentos necesarios a presentar según la normativa de cada comunidad autónoma.
  2. Informe de idoneidad: un equipo multidisciplinar (trabajador social, psicólogos etc.) del Servicio de Protección de Menores elaborará de forma conjunta el Estudio Psicosocial familia que solicita la adopción para valorar si realmente tiene la capacidad para adoptar y ejercer la patria potestad a todo los niveles.
  3. La propuesta de adopción por parte de los servicios de protección de menores se remite al juez quien, con un informe favorable del estudio psicosocial del/los solicitante establecerá un vínculo filial igual al de los hijos naturales.
  4. Cuando el menor que va a ser adoptado es huérfano y pariente del adoptante no será necesaria propuesta previa de los Servicios de Protección de Menores atendiendo no obstante a algunas consideraciones que no mencionamos para no extender en demasía.