Actualidad jurídica

Actualidad Jurídica: el caso de Juana Rivas

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

La actualidad del verano 2017 en España, a nivel jurídico, se recordará sin duda por una controversia surgida en la custodia de menores. El caso de Juana Rivas. Juana es una madre granadina, residente en un municipio cercano a la capital Maracena. Saltó a la palestra de la actualidad pública al permanecer casi un mes ilocalizable tras no acatar, el 26 de julio de 2017, la orden de entregar los hijos al padre, Francesco Arcuri, lo cual hizo el pasado lunes 28 de agosto.

La cuestión se complica al ahondar en la relación de la pareja. En la actualidad viven separados, él en Italia, ella en España. Sobre él pesa una sentencia aceptada de malos tratos, condena que ya se ha cumplido. Tras esa sentencia Juana vuelve a Italia, vuelve a entablar una relación con Francesco e incluso tienen un segundo hijo. 

Tras viajar a España con sus dos hijos, Juana, sobre la que pesaba el deber de entregar a sus hijos a su padre el 26 de julio, decide esconderse y permanecer ilocalizable todo un mes. En ese periodo de tiempo, se entabla un debate público de grandes dimensiones, es tema constante en la actualidad informativa, surgen protestas, movimientos a favor, en contra… hasta que finalmente comparece ante el juez en los juzgados de Granada.

Desde el martes 22 de agosto, Juana Rivas permanece en libertad vigilada. La sala no apreció motivos suficientes para acceder a la petición de prisión sin fianza que defendió la Fiscalía en ese momento, argumentando que no existían antecedentes penales en el historial de Juana Rivas, que sí existía un gran arraigo social que no hacía valorar “riesgo de fuga” y la circunstancia de estar litigando en la actualidad en otros juzgados. Más tarde hemos sabido que ha sido citada a declarar investigada por supuesta sustracción de menores.

Tras esa esperadísima comparecencia ante el juez, solo dos días después,  ya el 24 de agosto, la juez (Instrucción 2) responsable de las diligencias de este caso por la vía penal, ordenaba que los niños, de once y tres años, volvieran con su padre, Francesco Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar. La resolución fue acatada por Juana Rivas que entregó el pasado lunes 28 en la Comandancia de la Guardia Civil a los menores, que desde entonces permanecen en Italia con su padre.

Al ser entregados los niños, inmediatamente la Fiscalía retiró la petición primera de prisión sin fianza, o mejor dicho el recurso contra la decisión del juez de poner en libertad a Juana, ya que los condicionantes que los motivaban, en esencia prevenir una nueva fuga con los niños, dejaban de existir en el momento en que los niños ya no estaban con Juana como ocurre en la actualidad.

El siguiente paso en este desagradable proceso ha sido la llamada a declarar el próximo 5 de septiembre a Rivas como investigada (imputada se llamaba antes de la última reforma del Código Penal) por un supuesto delito de sustracción de menores. Junto a Juana Rivas, han sido llamados también otros actores que pudieron haber tenido conocimiento del proceso o haber ayudado a la madre mientras tuvo lugar el periodo en que permaneció ilocalizable junto con sus hijos.

Se trata de los padres y hermanos de Juana así como de la asesora jurídica y la psicóloga del Centro Municipal de la Mujer, Francisca Granados y Teresa Sanz respectivamente quienes ya declararon de forma pública no conocer ni mucho menos haber incitado a Juana Rivas a huir con los niños eludiendo el cauce de la justicia.

Por su parte, Arcuri, padre de los niños, denunciado el pasado julio de 2016 por supuestos malos tratos, en una denuncia enviada a los tribunales italianos y ampliada ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Granada, ha propuesto a su Juana Rivas la custodia compartida de los niños en Italia, donde Juana vivió algunas temporadas y donde en la actualidad, reside con los niños. Para ello emplaza a Rivas a que esto se produzca “una vez resuelva” sus problemas con la justicia española.

Sin duda, el de Juana Rivas es un caso sumamente complejo donde han entrado en liza muchos condicionantes: padres separados, países diferentes, condenas por malos tratos, denuncias, hijos menores, padres custodios y no custodios, personas ilocalizables para la justicia…