Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2Pin on Pinterest0

Cuando una persona física o jurídica se encuentra en situación de insolvencia, de forma que no puede afrontar la totalidad de sus deudas a sus vencimientos, se aplica el procedimiento legal del concurso de acreedores. Este instrumento jurídico se plantea como un medio para satisfacer parte del pago a los acreedores y, a su vez, favorecer la continuidad de la empresa.

Consta de cuatro fases, recogidas en la Ley Concursal, que van desde la solicitud y declaración del concurso hasta la etapa de resolución y, en algunos casos, la determinación de la responsabilidad. Tras la acreditación de todas las deudas y la valoración del patrimonio de la empresa, los administradores concursales presentan un informe, que una vez estudiado derivará en un convenio de acreedores o en la liquidación de la empresa como último recurso.

Concursos de acreedores

Nuestros abogados le asesorarán en cada una de estas etapas y en los procedimientos asociados, como los expedientes de regulación de empleo o el cumplimiento de las resoluciones judiciales.

Cuente con nuestra ayuda y experiencia en:

  • Asesoramiento en la fase preconcursal.
  • Responsabilidad de administradores.
  • Preparación del convenio con acreedores.
  • Asesoramiento en la fase común.
  • Asesoramiento en la vía incidental.
  • Expedientes de regulación de empleo.
  • Asesoramiento en la fase de liquidación.
  • Reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales dictadas en procesos concursales.
  • Estructuración de inversiones en activos y pasivos concursales.

Protección de créditos

  • Impugnación y reconocimiento de créditos.
  • Defensa de los derechos de los acreedores.
  • Ejecución de garantías.
  • Reconocimiento y ejecución de créditos y garantía en procedimientos concursales españoles.

Deja un comentario