sociedad limitada

Sociedad Limitada. Quiero constituir una ¿Qué hago?

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Constutuir una Sociedad Limitada es la decisión más acertada para los pequeños empresarios en España dadas las características propias de este tipo de sociedades. Sin embargo, existen una serie de requisitos y obligaciones que tiene que cumplir toda aquella persona/as que inician una andadura empresarial. La sociedad de responsabilidad limitada (SRL), que en el ámbito vernáculo es más conocida simplemente como Sociedad Limitada (SL), es la forma de sociedad mercantil más elegida en España, siendo muy del gusto de pequeños empresarios autónomos que de esta forma buscan limitar su responsabilidad subsidiaria ante posibles deudas generadas por la actividad, y se evita tener que responder con el patrimonio personal ante las mencionadas posibles deudas. Que el patrimonio personal o familiar quede comprometido por una desgracia de índole personal es una razón muy esgrimida por los muchos autónomos que acuden a nuestro despacho para constituirse como una sociedad limitada. Se podría decir que el autónomo es el vivero o cantera de las futuras sociedades limitadas.

La reducción de la carga fiscal es otra razón para pasar de autónomo a sociedad limitada. A partir de un cierto volumen de beneficios (en torno a 50.000 €) deberían plantearse el cambio de naturaleza societaria.

Si tus clientes van a ser grandes compañías, organizaciones públicas, instituciones… vas a tener que constituirte como SL porque muchas de estas instituciones de tu target van a exigir y trabajar de forma exclusiva solo con sociedades.

Si vas a contratar empleados, tienes que constituirte como sociedad para optar a determinadas deducciones en el impuesto de sociedades.

Algunos apuntan a una cuestión de imagen. La SL tiene una imagen de más seriedad que el autónomo. Obviamente esto es un apunte que empieza con la palabra “algunos”. Si crees que es tu caso, que al intentar comercializar tus servicios o productos topas con una merma de competitividad en base a tu naturaleza societaria, cambia a S.L.

Puede ser la fórmula más válida, igualmente, para empresas que quieran encontrar nuevas vías de financiación. Los bancos suelen ser más permeables a la exhaustiva información contable de las sociedades y por tanto confían más en ella que la información bancaria del autónomo. Si vas a montar un negocio que requiere de una gran inversión inicial, y con una promesa razonable de beneficios a cierta escala, adoptar la forma de Sociedad de Responsabilidad Limitada o Sociedad Limitada es lo más interesante para ti.

Existen más de un millón de empresas constituidas como Sociedad Limitada en España. En cambio, apenas unas 90.000 son constituidas como Sociedades Anónimas. Casi el 40% del tejido empresarial español se articula bajo la forma de sociedad limitada. Solo la masa de autónomos (más del 50% de las empresas) supera la forma SL.

Según el ordenamiento jurídico, la sociedad limitada se caracterizará por estar constituida con uno o más socios, que podrán ser personas físicas o jurídica y cuyo capital está formado por las aportaciones de los socios. El capital mínimo aportado será de 3.000 euros. Los administradores y socios de la sociedad tienen que estar dados de alta como autónomos.

Nuestro objetivo de esta semana es repasar contigo los requisitos y pasos que debes dar antes de constituir tu empresa como sociedad limitada.

  • Un nombre para tu sociedad: lo primero que tenemos que averiguar es si el nombre que hemos elegido para nuestra sociedad ya está en uso. Para ello vamos a obtener el certificado negativo de denominación social que se puede solicitar en el Registro Mercantil Central. Si quieres aligerar el trámite solicítalo ➡ vía web usando este enlace que te dejamos. En el documento que tendrás que presentar deberás aportar tres opciones para sendos nombres. Vale la pena recalcar que a mayor complejidad (originalidad, extensión, formas compuestas…) más fácil será que se admita de forma no coincidente, porque ya hay muchos registrados antes.
  • Cuenta bancaria cuyo titular es la empresa. En el banco, vas a abrir una cuenta que será titularidad de la sociedad. Para empezar, en ella vas a incluir el capital inicial 3000,06 €. El banco acreditará dicho ingreso en un documento que necesitarás posteriormente.
  • Estatutos Sociales Redactar los estatutos es muy importante y normalmente es una tarea que se debe delegar a un abogado para asegurarnos de que se cumplen los requisitos. Los estatutos son el conjunto de condiciones y normas que regirán la sociedad. Habrá que indicar quiénes son los socios, a qué se va a dedicar la sociedad, el capital social… Es importante que un profesional experto asista esa redacción. No lo olvides.
  • Escritura pública Es un trámite previo al registro de la sociedad. Ante notario, los socios firman la escritura pública de la constitución de la sociedad.
  • Número de identificación fiscal: Has de obtener tu NIF en Hacienda. El NIF o número de identificación fiscal de tu empresa es su equivalente al DNI de una persona. Sin él no podrás emitir facturas y por tanto cobrar. Es un paso muy importante. Los 6 primeros meses de vida de la sociedad la misma va a trabajar con un NIF provisional. Transcurrido ese periodo, nuevamente solicitaremos a Hacienda para que nos asigne nuestro NIF definitivo.
  • Alta en el Impuesto de Actividades Económicas: impuesto local sobre tantas actividades como se vayan a desarrollar.
  • Declaración Censal: Aquí vamos a detallar el momento en que da comienzo la actividad.
  • Inscripción. En los dos meses posteriores a la firma de la escritura, la empresa deberá ser inscrita en el Registro Mercantil de la provincia en la que tiene su sede social.

abogada en MadridLa letrada titular de nuestro despacho de abogados en Madrid, Carmen Díaz de Magdalena cuenta con 20 años de experiencia en el ámbito de la asistencia jurídica. Te invitamos a conocer su trayectoria en este enlace.

Junto a ella, desarrollan su actividad un equipo de profesionales que trabajan para brindar la mejor asistencia jurídica a clientes particulares y empresas en toda España.

Su despacho tiene sede en Madrid.

Para contactar con ella puedes utilizar los canales de contacto

Carmen Díaz de Magdalena
Pza de Manuel Becerra, 16 – 5 ext. izda | 28028 Madrid
Telfs: 913557877 / 917242512 / 603634318

despacho@diazdemagdalena.com

La primera consulta en nuestro despacho se atiende de forma gratuita.