Empresa-abogado

¿Qué puede hacer un abogado por tu empresa?

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14Pin on Pinterest0

Un artículo de Álvaro Sánchez (ClippingRRPP) para Diaz de Magdalena.

Mucho. Perdona que este artículo empiece así de directo. En la actual coyuntura económica, una empresa puede verse ante muchas encrucijadas que necesitarán de la asistencia de un abogado:

  • Contrataciones, despidos, inspecciones de trabajo… relaciones laborales.
  • A nivel fiscal obligaciones formales, planificación fiscal, gestión de impuestos…
  • Regulación de la LOPD
  • contratos de alquiler, compraventa etc
  • Gestión de recuperación de deudas
  • Relaciones con la administración pública en lo referente a licencias, responsabilidad patrimonial…
  • Contratación mercantil
  • Relaciones con clientes
  • Relaciones con proveedores
  • Comercio electrónico
  • Reclamaciones

La normativa española, en su reciente reforma del Código Penal, había dado paso a una corriente anglosajona donde el Compliance o Director de Cumplimiento Normativo es vital en un entorno en el que las empresas desarrollan su actividad dentro de un marco regulatorio en constante cambio. Ello, unido a las altas tasas de comisión de delitos en el ámbito empresarial ha hecho que por ley se obligue a contar con un Director de Cumplimiento Normativo cuya misión será la de favorecer el cumplimiento de la normativa, actualizar y hacer la puesta al día en base a las nuevas normativas que vayan apareciendo y en suma prevenir y evitar el fraude o  la práctica delictiva dentro de la explotación diaria de la empresa. Solo con esta imposición del Código Penal, ya tenemos clara una de las razones por las que toda empresa necesita contar con un abogado en plantilla o colaborar estrechamente con un despacho. Por si esto fuera poco la reforma del Código Penal supone que las penas recaen también sobre la empresa si cualquier empleado comete un delito por no haber sido debidamente controlado por los administradores.

Lo cierto es que hay muchas situaciones del día a día que tienen detrás una posible carga legal que hacen que merezca la pena consultar con un experto para hacer las cosas bien y evitar problemas en el futuro y más teniendo en cuenta el rumbo que están tomando las responsabilidades penales sobre las personas jurídicas. Ya no solo responde la empresa de la irregularidad sino también de no haber previsto o puesto los medios preventivos para evitarlos.

Otra de las razones más importantes es garantizar la relación con proveedores y clientes. En una época en la que se emplean tantos esfuerzos en cerrar contrataciones por e-mail o teléfono un abogado que trabaja estrechamente con tu empresa podrá anticiparse a esa necesidad.

Frenar la morosidad es otra de las razones. El 71% de las empresas, según datos de CEPYME, Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, sufre casos de morosidad en su compañía. Un abogado que vele por implantar protocolos en nuestra empresa como la entrega del presupuesto en tiempo y forma, solicitando su aceptación, documentar la entrega del producto con un albarán, especificar los entregables de un proyecto en un contrato de servicios… luego tendrá un camino mucho más llano a la hora de exigir la satisfacción del pago de esas cantidades. Tanto en prevención de la morosidad como en negociación del impagado será ideal.

La protección de datos es otro campo que requiere de asistencia letrada. Mandar comunicaciones a clientes debe hacerse siempre en base a una normativa, dentro de sus márgenes. Si no lo hacemos así, corremos el peligro de ser sancionados con unas multas bastante graves. Tener un abogado cerca, especializado en asesoramiento jurídico a empresas puede ser muy útil ante cualquier duda.

Si vas a vender On Line, ya no solo por LOPD sino por la normativa intrínseca que se va desarrollando sobre este tipo de comercio, será muy interesante tener cerca un gabinete jurídico que ahorrará un buen número de problemas en un entorno tan nuevo como cambiante.

Las tareas de mediación tampoco son un valor descartable para las empresas españolas, que son el 85% del total según algunas fuentes solventes. Los conflictos que surgen en el seno de una empresa son mejor resueltos si se hace desde la mediación y el sosiego de un abogado que a la vez es externo pero de plena confianza.

En la toma de decisiones estratégicas también aparecerá con fuerza la figura del abogado de la empresa. Ante una nueva puesta en marcha, lanzamiento, idea, expansión… nosotros nos vamos a centrar en el tema productivo, técnico… y no siendo juristas pasaremos por alto la viabilidad legal de lo que se plantea. Seguro que con un despacho de abogados cercano a nuestro día a día eso no va a suceder.

Y por último y no menos importante, la cuestión del plan de viabilidad, la insolvencia económica, la refinanciación de la deuda… Una empresa estará mejor económicamente gracias a tener un despacho jurídico velando por sus intereses ya que valoraremos la viabilidad de todas las decisiones a tomar. En caso de insolvencia, podemos reconvertir la situación con las políticas de ajuste que sean necesarias y trabajando la refinanciación del pasivo y el mejor empleo del activo, buscando su mejor rentabilidad.

En definitiva, son muchas las razones para tener un servicio jurídico en la empresa. Externalizarlo además, es lo más barato.

Servicios jurídicos a empresas PYMES y autónomos

Cuente con un departamento jurídico que evite sus problemas presentes y futuros apoyados en una dilatada experiencia concursal y en el ámbito de la empresa.

Nuestro equipo cuenta con abogados especializados con un perfil experto en asistencia jurídica a empresas. Atenderemos todas las necesidades que se plantean en su empresa: Abogados, por supuesto, pero también Auditores de Cuentas, Economistas… Juntos abordaremos las mejores soluciones para su empresa evitando riesgos jurídicos, riesgos económicos y de solvencia y solucionando problemas presentes.

  • -Constitución de sociedades, modificaciones del estatuto, liquidaciones sociales…
  • -Reestructuración empresarial, acuerdos de refinanciación, planes de viabilidad, diseño de estrategias para la gestión concursal…
  • -Consultoría fiscal, ayudas y subvenciones. Recursos contra AEAT, Reclamaciones Económico-Administrativas y Contenciosos administrativos.
  • -Diseño de relaciones jurídicas con clientes y proveedores; contratos con la Administración del Estado o Comunidades Autonómicas.
  • -Marca, patentes, derechos de propiedad industrial
  • -Otros servicios

Contacte con nuestro Despacho. Le diseñaremos una oferta de servicios jurídicos a medida para responder a sus necesidades concretas.