derecho-bancario

¿Qué es el derecho bancario y para qué me interesa?

Share on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14Pin on Pinterest0

Como abogados expertos en derecho bancario observamos una clara necesidad de familiarizar y explicar al consumidor qué es esta rama del derecho. En los últimos tiempos, las cláusulas suelo, las preferentes… han copado los titulares de la prensa general debido a que son casos en que se han establecido grandes demandas colectivas contra entidades financieras, es decir, casos en los que mucha gente se ha visto afectada por una práctica discutible o al menos así lo han creído y se han animado a reclamar por vía judicial. Miles de demandas que se ejecutan individualmente y que a veces se aglutinan bajo una sola colectiva donde se representan a la vez los intereses de muchos clientes del banco. Obviamente son casos que generan un enorme ruido mediático debido a diversos factores. Nosotros vamos a señalar los siguientes:

  1. Gran número de personas afectadas.
  2. Incidencia de las entidades financieras en la vida de las personas (hipotecas, préstamos, comisiones…)
  3. Intereses de mercado diversos.
  4. Fomento publicitario.
  5. Afectación de personas muy populares de la esfera pública, como por ejemplo el deportista Iker Casillas.

Hasta aquí, lo que la gente de a pie conoce sobre derecho bancario. Sin embargo el propósito de este artículo; dirigido al consumidor que a diario compra o contrata servicios y productos a su entidad financiera, caja de ahorros o banco; será:

  1. Explicar qué es el derecho bancario y cómo afecta al consumidor.
  2. Dar un espectro más amplio de casos en los que recurrir a él (más allá de los populares conocidos: cláusulas suelo o preferentes).
  3. Apuntar la existencia del despacho de abogados especializado en derecho bancario frente a aquel que lo aborda como un capítulo más en el ejercicio del derecho.

Derecho bancario explicado

El Derecho Bancario tiene por objeto regular la actividad de los bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito… entidades financieras. Su objeto apunta tanto a su naturaleza como entidades de crédito como a su función cuando actúan como entidades de depósito. Se compone de las normas, la doctrina y las sentencias (jurisprudencia) desde las que regula el funcionamiento de la actividad bancaria en su más amplio sentido. Creemos que hasta aquí puede ser suficientemente pedagógico. Si entramos a valorar su papel dentro del Derecho de las Entidades de Crédito sería demasiado técnico, y como apuntábamos anteriormente, no es el propósito de este artículo. Quédense, quédate cliente de los bancos, con que el derecho bancario va a conjugar espacios del administrativo, mercantil, civil y fiscal en tanto que afecta a muchos aspectos de la vida jurídica. Esa complejidad hace necesario buscar un abogado experto en derecho bancario cuando vamos a defender nuestra posición ante lo que consideramos un abuso.

Frentes de batalla

Vamos a nominar los principales frentes de batalla en el día a día del derecho bancario para, como anotamos en el objetivo número 2: Dar un espectro más amplio de casos en los que recurrir a él (más allá de los populares conocidos: cláusulas suelo o preferentes). No obstante, vamos a explicar también los casos más sonados para que pueda tener aquí un glosario rápido al que acudir como artículo de consulta.

  1. CLÁUSULAS SUELO: Cuando contratamos una hipoteca, la cuota que pagamos oscila y normalmente se revisa con carácter anual. Puede ser que pagues más o que pagues menos. Pero claro, con la enorme crisis inmobiliaria y financiera que ha atravesado España, no es lógico el caso de aquellas hipotecas que desde 2009 no habían visto reducido el importe de su cuota. ¿Qué estaba pasando? Pues que aunque el tipo de interés bajase, la cuota no bajaba ¿Por qué? Porque existía una cláusula suelo, es decir, un tope por abajo que impedía que la cuota bajara más allá de ese punto aún cuando el mercado invitaba a pagar mucho menos. Un piso que había perdido valor, un dinero que perdía valor y un cliente que pagaba como en época de bonanza. Una práctica muy discutible que afecta, según algunas fuentes, a una de cada dos hipotecas y por tanto un verdadero escándalo social.
  2. PREFERENTES: En primer lugar diremos que las preferentes son acciones. Un banco, en su salida a bolsa emite acciones y preferentes. Las preferentes son un tipo de acciones que no dan derecho a voto, que están (como toda acción), sujeta a los beneficios obtenidos y que tienen carácter preferente a la hora de cobrar dividendos. Obviamente es una inversión de riesgo, que puede salir muy bien o muy mal. Entonces ¿Dónde está el fraude? En que ese alto riesgo se tiene que explicar de forma transparente y clara al cliente. Obviamente invertir en acciones y preferentes es un riesgo que asume el inversor, pero tiene que estar bien informado, tener todos los elementos de juicio a su alcance y con ellos podrá decidir. En el caso de España, muchas personas invirtieron convencidas por su entidad de que era una renta fija (es decir, que cada cierto tiempo, sí o sí, se les iba a ganar un rendimiento) cuando en realidad era un claro caso de renta variable. Dicho esto, el caso está bastante claro.
  3. SWAPS: esto ya es menos conocido. Con el mismo modus operandi, los bancos explicaron mal o de forma insuficiente a sus clientes este producto financiero. Al cliente se le decía que –un SWAP es un seguro que te va a proteger frente a las subidas del tipo de interés haciendo que tu préstamo o hipoteca no se dispare– lo cual no parece ser muy real. El derecho bancario contempla y obliga al banco a informar de forma clara, entendible y sencilla al cliente medio (aquel no versado en la materia) sobre el producto que está contratando. Especialmente le tienen que quedar claros los riesgos que contrae y los costes de su cancelación. Esta última consideración la podemos aplicar a cualquier caso o venta banco-cliente.
  4. VALORES SANTANDER: existen numerosos casos en los que se están llevando a cabo procedimientos contra el BANCO SANTANDER por la colocación de valores. Como en todos los caso que os hemos apuntado, la acción de los abogados expertos en derecho bancario es solicitar al juez la nulidad de los contratos firmados por haber sido viciado o mal informado el cliente, inducido al error por el banco.

En general, podemos decir que existe un amplio espectro de reclamaciones al banco y no es flor de un día por lo de las cláusulas suelo. De aquí conocemos una rama entera del derecho: el derecho bancario. ¿Para qué sirve y cómo te ayuda? Para defender tus intereses cuando el banco ha tenido una práctica poco transparente a la hora de venderte productos financieros. Lo fraudulento no es este o el otro producto, sino cómo te lo han vendido ¿te lo han explicado bien? ¿sabías de los riesgos de pérdidas antes de contratarlo? ¿eras plenamente consciente de lo que estabas contratando con tu dinero? Si no es así, puedes reclamar. En unos casos será cláusula suelo, en otras swaps, para otros, valores… pero si no estás debidamente informado, por mucho contrato que hayas firmado, ese contrato puede ser nulo. Muchos jueces, en muchas sentencias ya han decretado nulidad en estos contratos. Reclama.


SI TIENES ALGUNA SOSPECHA O DUDA SOBRE ALGÚN PRODUCTO FINANCIERO CONTRATADO CON TU BANCO HAZNOS TU CONSULTA


 

¡Pregúntenos!