Multas de tráfico

Multas de Tráfico ¿Cómo se puede recurrir?

Share on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn4Pin on Pinterest0

Las multas de tráfico, son algo muy habitual en nuestra sociedad. Y cada vez lo son más. Conviene señalar que Tráfico, no es la entidad que más multa en España, sino el conjunto de los ayuntamientos, entidades locales, etc. Pero hoy queremos detenernos en el capítulo de las multas de tráfico. Vamos a dar unos primeros datos analíticos para entender la importancia de recurrir una multa cuando nos sancionan y la importancia de que no elaboremos dicho recurso de cualquier forma, sino avalados por abogados expertos en multas de tráfico debido a la repercusión de las sanciones.

Varios estudios recientes coinciden en señalar (coincidir es lógico dado que parten de cifras oficiales únicas) que el 51% de las multas que se ponen en España son por exceso de velocidad. Algo menos del 40% se dan por mal aparcamiento, no pagar la zona de estacionamiento… Una inmensa mayoría de españoles no presenta recurso y prefiere acogerse al descuento por pronto pago, que dicho sea de paso es bastante sustancioso y como decimos, una eficaz medida disuasoria en el caso de aquellos que creen que sería planteable un recurso.

Los estudios a que hacemos mención nos dicen que durante el primer lustro del presente siglo (entre el año 2000 y 2006) se tramitaron en España 16 millones de multas. Sin embargo, el mismo estudio refleja cómo en el periodo 2007-13 la cifra ya se eleva a 29 millones de multas de tráfico. Que cada cual interprete lo que quiera, pero llama la atención cuando menos, que el volumen total de multas de tráfico se haya duplicado justo en periodo de profundísima crisis económica, momento en el que las arcas públicas están más dañadas por las muchas salidas y los pocos ingresos.

En España se ponen más multas que antes y sus consecuencias para el conductor son más graves. La detracción de puntos del carné, es además un motivo para que nos tomemos más en serio cada sanción administrativa y plantearnos el recurrir aquellas que no son muy claras.

Los analistas menos pasionales nos dicen que la causa de ese incremento se debe al desarrollo de la tecnología en el control de velocidad por radares fijos y móviles (y es cierto que lo ha habido) pero no podemos pasar por alto el endurecimiento de la normativa que afecta a las sanciones de tráfico. Nos queda el consuelo de que al parecer, desde 2013 hasta nuestros días presentes las cifras empiezan a bajar… se dice que debido a que la profundidad de la crisis nos hizo coger menos el coche. O quizás sea que con el fin de la recesión, con el comienzo de la recuperación (macroeconómica) de repente nos ha dado por ser más prudentes al volante. Alguien mal pensado dirá que, con más gente cotizando a la Seguridad Social y menos parados cobrando subsidios ya no hace falta recaudar tanto en las carreteras… Una vez más, que cada cual piense lo que quiera.

Multas de Tráfico. ¿Deberíamos recurrir?

Más de un millón de españoles han sido multados más de 5 veces al volante. Si tomamos todas las sanciones que se imponen actualmente en España y hacemos el promedio de su importe, diremos que la cantidad media de la multa española son 208 Euros. Es muy importante si vas a reclamar la multa que te han puesto que te pongas en manos de profesionales, abogados expertos en recurrir multas de tráfico como los que te escribimos desde estas líneas. Lo es, porque la Administración ha aumentado (como hemos demostrado con cifras) la presión sancionadora y el volumen total de multas. Es decir, se ponen más multas y tienen peores consecuencias para le conductor.

Con la aparición del carné por puntos, muchos españoles ya no solo ven dañado su bolsillo sino también amenazada su continuidad al volante puesto que sucesivas detracciones de puntos nos pueden inhabilitar para conducir, con todo el trastorno e impedimento que ello supone.

Por eso, cuando las sanciones administrativas por razón de nuestra conducta al volante no sean del todo claras, proporcionales al objeto a evitar (accidentes de tráfico) o detalladas, debemos plantearnos recurrir por lo mucho que nos va en ello. En nuestro despacho, por ejemplo, la primera consulta es gratis. Esto significa que estudiamos sin compromiso el caso de cada particular para indicarle si es viable o no interponer recurso de alzada o reposición contra la sanción de tráfico que ha sufrido (después, conocido nuestro consejo legal, cada uno elige si tomar acciones legales o no).

¿Cuándo podemos recurrir? 

Desde el mismo momento en que se tiene la multa se puede interponer el recurso. Ahora bien, si la infracción que nos ocupa es de índole penal (por ejemplo homicidio por conducir bajo los efectos de una fuerte embriaguez) la Administración anula el procedimiento administrativo hasta que un juez se pronuncie sobre el caso. Solo volvería a quedar abierta esa vía administrativa (y con ella la posibilidad de recurrir) si dicho pronunciamiento exonera al conductor de toda responsabilidad penal. Digamos que lo penal prima sobre lo administrativo y no se puede condenar un mismo delito por dos vías distintas ( non bis in ídem).

¿Qué implica recurrir?

Como ya hemos dicho, pagar dentro del periodo de pago rápido nos supone un ahorro del 30% al 50% de la sanción. Acogerse a esta ventaja implica la renuncia a formular alegaciones pero no al recurso judicial. Lo ideal es acudir a un abogado experto en recurrir multas de tráfico durante los 15 días inmediatamente posteriores a la ocurrencia de la sanción (15 días es el periodo estimado para pronto pago) para que sea él quien nos oriente y nos diga si tenemos posibilidades a nuestro favor en caso de presentar el recurso. Recomendamos que sea en ese plazo porque caso de no ser razonablemente recurrible (a ojos de un profesional) no se habrá escapado esa reducción del importe de la multa. Esto tampoco quiere decir que caso de presentar el recurso se vaya a ganar automáticamente la retirada de la multa: ESO DEPENDE DE OTROS MUCHOS FACTORES como el tipo de infracción; las pruebas que podemos recopilar etc.

Como conclusión diremos que lo aconsejable no es recurrir la multa ni dejar de hacerlo, sino estudiar cada caso y valorar qué elementos tenemos de nuestro lado para presentar recurso. Acudir a un abogado experto en recursos de multas para que, en base a sus conocimientos y experiencia, nos oriente sobre la mejor opción es lo más aconsejable en caso de ser sancionados con una multa de tráfico. Si como en nuestro caso, la primera consulta es gratis, no tiene sentido dejar pasar la oportunidad de tomar la mejor decisión.