El reconocimiento médico en las empresas es obligatorio

El reconocimiento médico en las empresas es cada vez más frecuente. Con él se vela por la salud de todas las personas que trabajan en la misma, y se estudia si el puesto de trabajo que desempeña el trabajador es el adecuado en cada momento. A su vez puede ser una herramienta muy válida ante posibles conductas fraudulentas por parte de trabajadores, que dicen padecer una dolencia que no se corresponde con la realidad y por tanto se adhieren a continuos periodos de baja.

Este tipo de controles médicos han abierto desde hace tiempo un debate entre los empleados ¿puede mi empresa obligarme a realizarme el reconocimiento? ¿puedo negarme? ¿qué protección van a tener los datos que se desprendan de dicho estudio? Recientemente el Tribunal Supremo avala que las empresas están en su derecho de obligar a sus trabajadores a realizarlo. 

¿Cuáles son los límites de los derechos de los trabajadores ante un reconocimiento médico? 

El Supremo lo tiene claro, el derecho a negarse del trabajador termina cuando está en juego su salud y puede estar en peligro su vida. Hay que recordar que hay determinados sectores y puestos de trabajo que constituyen un peligro o riesgo para las personas por lo delicado de sus cometidos, y por ello, la realización de un reconocimiento periódico debe ser de carácter obligatorio.

Trabajadores del sector del transporte, personas que están en contacto con productos químicos o explosivos, empleados de taller, personas que trabajan en las alturas, trabajadores de la construcción… Si bien es cierto que es importante evaluar los peligros a los que están expuestos en cada caso en concreto, esta medida será aceptada o no por un tribunal en función de la proporcionalidad de la misma conforme a la tarea que se desempeña. 

Ante todo lo mencionado es importante recalcar que el reconocimiento médico siempre es voluntario, salvo en casos en los que el desempeño laboral pueda suponer un peligro para la persona, para otros trabajadores o para personas que puedan estar en contacto con la actividad empresarial. 

El reconocimiento médico y la incapacidad

Hasta el momento hemos abordado el caso del reconocimiento médico en personas que se encuentran en activo en la empresa, pero, ¿qué ocurre con aquellas que están en un proceso de incapacidad temporal? Estas personas también pueden ser llamadas para la realización del reconocimiento médico, y el no asistir o negarse a realizarla puede suponerles de inmediato un cese cautelar de la prestación que está siendo percibida con motivo de la incapacidad temporal. Solo en el momento en el que se demuestre la justificación de la no comparecencia al reconocimiento, y se entienda que es motivo suficiente, podrá levantarse la suspensión.

Quién debe correr con los gastos que pueden derivarse de un reconocimiento médico

Hay ocasiones en las que las empresas se ven en la necesidad de realizar a algunos de sus trabajadores un reconocimiento médico, cuando estos, durante un periodo de tiempo están en situación de baja médica, en cuyo caso es de carácter obligatorio. Sin embargo no debemos olvidar que en la actualidad, se ha masificado el número de compañías cuyos empleados están dispersos por todo el mundo. Esta situación no debe llevar al empleado a correr con los gastos del desplazamiento, en el caso de ser este necesario, para realizar el reconocimiento médico, sino que será la empresa la que tenga que asumirlos, en el caso de no poder realizar el reconocimiento en el lugar de origen.

La salud de los trabajadores es esencial en el día a día de la empresa, y velar por ella es fundamental para evitar riesgos que pueden suponer grandes riesgos para ambas partes. Cumplir con los protocolos, con el derecho a la intimidad de la persona y con la seguridad del empleado es imprescindible. Si todavía no sabes cuáles son tus derechos como empleado o a qué estás obligado como empresario, no dudes en ponerte en contacto con nuestro despacho sin ningún compromiso.

Por | 2019-09-27T13:51:02+00:00 septiembre 20th, 2019|Blog|Comentarios desactivados en El reconocimiento médico en las empresas es obligatorio