El delito de suplantación de identidad en la empresa

El delito de suplantación de la identidad ha crecido mucho en los últimos años. El entorno digital se ha convertido en un caldo de cultivo maravilloso para ellos; y es que en muchas empresas o instituciones públicas, no existen los mecanismos adecuados para realizar los trámites necesarios con un control total de los datos que se requieren en ellas.

La suplantación de la identidad se ha convertido en algo habitual, y ya hay un ocho por ciento de usuarios a nivel europeo que reconocen haber sido víctimas de este tipo de fraude en los últimos tiempos. 

Los certificados digitales no son utilizados de forma correcta en la mayoría de los casos. Por una parte, por puro desconocimiento, y en segundo lugar porque en muchas ocasiones no tenemos control sobre los ordenadores en los que los instalamos, las personas que tienen acceso a ellos, el conocimiento de la persona encargada de ello…

Más concienciación y más conocimiento

La previsión de cifras de delitos por suplantación para los próximos años son cada vez mayores, una problemática para la que hacen falta, entre otros dos puntos claves, la concienciación de los trabajadores en una empresa y de sus directivos, sobre lo delicado de los datos con los que se operan, así como un mayor conocimiento de las herramientas digitales que tenemos a nuestro alcance.

En materia de suplantación de identidad, los delitos que más crecen son aquellos que están íntimamente ligados con el fraude económico. Entre los años 2011 y 2017 este tipo de suplantaciones a través de tarjetas de crédito y débito han aumentado un 34,3 por ciento, pasando de las 4.498 a las 26.399, si hablamos sólo de aquellas que han sido denunciadas, y por tanto de las que se puede tener un control de cifras. 

Cuáles son los principales objetivos para realizar estos fraudes de suplantación 

Uno de los principales objetivos que se encuentran detrás de los delitos de suplantación de identidad es el interés de hacerse pasar por las empresas, que gozan además de buena reputación y una buena cartera de clientes, para captar potenciales clientes para sus negocios. Pero, ¿cuándo se descubre que los interlocutores de la relación no son los que se esperaban? No siempre se detectan antes de que finalice el cierre de la operación, pero sí que es cierto que en muchos casos, cuando se va realizar la transacción el cliente se da cuenta de que no es la empresa con quien se pensaba que estaba trabajando.

La empresas deben ser precavidas para evitar la suplantación de identidad. Es recomendable hacer un estudio previo de las personas y/o empresas que se ponen en contacto para efectuar relaciones comerciales, de esa manera se podrá comprobar la identificación del emisor, el lugar en el que opera, etc. Por todo ello el compliance se ha convertido en una pieza fundamental para prevenir este tipo de casos. Cuando el delito ya está hecho solo queda un camino, denunciar.

En cualquiera de los casos, la prevención y la posterior ejecución de las medidas pertinentes una vez que ya se ha realizado el delito de suplantación de identidad, es imprescindible contar con un experto legal en materia de empresas que pueda acompañar a la compañía en el día a día del trabajo.

¿Importa el tamaño de la empresa en los delitos de suplantación de identidad?

El daño en muchos casos es proporcional al tamaño, pero también es cierto que aunque el daño sea pequeño para una pyme puede ser letal. Además, la reputación en empresas pequeñas es tan importante o más que en las grandes.

Pero ¿y el riesgo? El riesgo de suplantación de identidad es aún mayor en las empresas pequeñas, pero al mismo tiempo es mucho más rápido establecer protocolos que velen por el correcto funcionamiento de las medidas relativas a compliance que se hayan acordado. 

Desde el despacho Díaz de Magdalena, animamos a testar la salud actual de su empresa y de los protocolos que operan en ella. La mejor defensa es la precaución. Póngase en contacto con nosotros y le informaremos sin ningún compromiso.

Por | 2019-09-27T13:02:37+00:00 septiembre 13th, 2019|Blog|Comentarios desactivados en El delito de suplantación de identidad en la empresa