custodia compartida

Custodia Compartida: condiciones necesarias que debemos reunir

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn4Pin on Pinterest0

Esta semana queremos recopilar y explicar algunas de las condiciones que prevé la ley a la hora de administrar la custodia compartida de hijos menores existentes en una familia como resultado de una unión conyugal y tras un proceso de divorcio. Y es que es muy frecuente en nuestro país la consumación del divorcio. Miles de matrimonios se disuelven cada año en nuestro país. En 2013 en España se producen unos 130.000 divorcios; en 2014 España ya era uno de los países con mayor tasa de divorcios; en 2015 la tasa de divorcios crecía más de un 5%… Los sociólogos apuntan a diversas causas sumadas: el ascenso económico-social-laboral de la mujer; el divorcio express; la posibilidad de solicitar el divorcio sin necesidad de alegar causa; la pérdida de crítica social sobre el divorciado…

En 2015, último año completo, conocíamos la estadística de que en la mayoría de los casos de divorcio en el que existen hijos menores fruto del matrimonio, en un 73,1% de las ocasiones la custodia de los hijos menores fue concedida a la madre. Sin embargo, el 21,2% de las ocasiones se dio el caso de la custodia compartida. Una tasa que no ha parado de crecer. En España crece la alternativa visión de la Custodia Compartida año tras año.

Sin embargo, para que los padres puedan optar y solicitar este sistema de custodia de los menores es importante conocer que existen una serie de requisitos a cumplir para que el juez decida otorgarla. Por mucho que los padres la soliciten (procurando no separar a los hermanos) es el juez el que decide, siempre primando el bien y el interés del menor (favor filii). Veamos qué es la Custodia Compartida y cuáles son esos requisitos. Se debe solicitar de mutuo acuerdo por parte de ambos ex-cónyuges aunque la normativa recoge como algo excepcional el caso en el que solo uno de ellos la solicita. Como hemos dicho hace solo unas líneas, el tribunal puede otorgarla en este caso excepcional (solo un cónyuge la pide) cuando se observa que es lo mejor para el hijo/s.

Custodia Compartida: entendiendo el concepto

ART 92. Código Civil “se acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento (…)”

La Custodia Compartida es, llevado a la práctica, un sistema de convivencia entre los progenitores e hijos, donde padre y madre pasan igual tiempo con los hijos. Pueden ser semanas, quincenas, meses… alternos. Uno con uno, otro con otro. Normalmente no se establece pensión alimenticia, sino que cada progenitor mantiene económicamente al hijo/s durante los días que permanece con él o ella. Los gastos extraordinarios se comparten a medias entre ambos progenitores. Como vemos, por una simple cuestión mecánica, la Custodia Compartida normalmente viene anidada a un divorcio de mutuo acuerdo. Ahora bien, si no existiese ese acuerdo entre los dos padres, el juez tiene la potestad de imponer la custodia compartida a instancias del ministerio fiscal cuando entiende que es lo mejor para los menores (favor filii).

Veamos los requisitos necesarios para que una pareja pueda optar a la custodia de los hijos en régimen compartido, o lo que es lo mismo, en qué se va a fijar el juez para dirimir si podemos optar o no  a la custodia compartida:

  • VÍNCULOS. Cómo es la relación afectiva entre los hijos y cada uno de los cónyuges y también con las restantes personas que viven en ambos domicilios donde ellos vivirían en caso de otorgarse este régimen de custodia.
  • ANTECEDENTES. No puede existir expediente alguno sobre violencia familiar, machista… por parte de un progenitor; o indicios fundados de tal situación para otorgar la custodia compartida.
  • APTITUD. ¿Demuestran ambos ser capaces de cuidar del menor/es? ¿Pueden ofrecerle un entorno óptimo a todos los niveles: educativo, material, sanitario…?
  • RELACIÓN PREVIA A LA RUPTURA. ¿Quién se ocupaba del menor/es antes de la ruptura? ¿Había un reparto de las atenciones? ¿Qué hacía cada uno para procurarles su bienestar?
  • ACTITUD. La voluntad de colaborar, de entenderse con la otra parte, de ponerse de acuerdo en la línea a seguir para educar a los hijos… Aunque la normativa prevé que pueda otorgarse aún sin un total consenso en estas materias siempre que no desemboque en conflictividad extrema. Digamos que debe reinar la armonía y el respeto.
  • HIJOS. Su opinión es escuchada y tenida en cuenta. El juez escuchará en todo caso a los que tuvieran más de 12 años.
  • EL PROPIO DOMICILIO. ¿Están cerca o lejos del colegio? ¿Se adapta más o menos a la circunstancia de los menores? ¿Son apropiados para ellos?
  • DISPONIBILIDAD. Se estudia y evalúa el horario y los tiempos de cada padre y se cruzan con los de los hijos para hallar el tiempo efectivo de dedicación que se les puede dar en cada caso. El tiempo libre y vacacional para compartir con los hijos se valorará con atención prioritaria.
  • DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO. No siendo indispensable, es muy importante que se dé este tipo de divorcio e incluso que en el convenio regulador firmado por ambos se establezcan una serie de pautas sobre educación y acuerdos en el plan de parentalidad. Se valora muy positivamente para otorgar la custodia en régimen compartido.
  • INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO. Será determinante el informe del perito psicólogo elaborado sobre las partes.

El informe del equipo psicosocial (psicólogo + trabajador social) no es vinculante para el juez, pero la práctica diaria nos dice que los magistrados se fijan y fían en gran medida del criterio de este informe valorador que elabora el gabinete psicosocial. Tanto el psicólogo como el trabajador social evalúan detenidamente al menor/es y los padres, observan la relación entre todas las partes y asesoran al tribunal sobre el régimen de convivencia más adecuado.

Si usted se está planteando solicitar este régimen de custodia compartida, o encara la siempre delicada situación de un divorcio debe conocer que existen una serie de requisitos que le acabamos de exponer para solicitar la custodia compartida. En este caso le recomendamos optar de inicio por un divorcio lo más amistoso posible. No obstante, si desea realizarnos su consulta de forma gratuita (LA PRIMERA CONSULTA LEGAL ES GRATIS EN NUESTRO DESPACHO) para que le orientemos de forma personalizada a su caso particular no dude en usar nuestros canales de contacto o el formulario que le dejamos a continuación:

Carmen Díaz de Magdalena
Pza de Manuel Becerra, 16 – 5 ext. izda | 28028 Madrid
Telfs: 913557877 / 917242512 / 603634318
Fax: 911413478
despacho@diazdemagdalena.com


HÁGA SU PRIMERA CONSULTA LEGAL GRATUITA

¡Pregúntenos!