compliance

Anticorrupción ¿Puede una empresa denunciarse a sí misma?

Los procesos de anticorrupción se han multiplicado en los últimos años en nuestro país y para ello se han presentado diferentes fórmulas para hacerle frente. El compliance forma parte de estos mecanismos que cada vez más se están imponiendo de forma externa o interna en la empresa. Pero, ¿qué ocurre una vez que se detecta desde dentro de la empresa que ha existido una negligencia o delito? Aunque a priori pudiera parecer descabellada la idea de ser uno mismo el que se autodenuncie, voces relevantes en la materia como la de Alejandro Luzón, fiscal jefe de Anticorrupción, aseguran que “la empresa que es capaz de descubrir un delito dentro de su organización y comunicarlo a la autoridad con una autodenuncia no tiene que pasar ni un minuto expuesta al procedimiento penal”.

El sentido de la aplicación del compliance en la empresa

Si eres empresario y todavía no tienes claro el funcionamiento o validez de invertir en compliance dentro de tu empresa, aquí tienes una respuesta contundente. Aquellas empresas que apuestan por un trabajo basado en la ética y el buen hacer y que por tanto asegura la máxima transparencia dentro de la empresa, quedan absueltas de la condena por el hecho de ser ellos quien en primera persona ponen sobre la mesa el problema o una mala gestión dentro de sus muros.

En esta línea, la existencia de código de buenas conductas y su aplicación dentro del entorno laboral también favorece que existan episodios intermedios a procedimientos por ejemplo orales, dentro de la fase penal, ya que se abren conversaciones en las que se puedan llegar a acuerdos con la fiscalía.

El compliance para empresas grandes y pequeñas

Para muchos este sistema de trabajo se asienta sólo en las grandes empresas, pero no debe ser así, las infracciones y por tanto sus posteriores sanciones, pueden afectar tanto a la pequeña como a la empresa grande y por tanto en ambos casos debe existir un modelo para ello. Es tanto lo que se evita que la inversión merece la pena. No solo empresas otras agrupaciones como cofradías, cooperativas, clubes… están en el punto de mira y las leyes se imponen para todos. Una mala gestión puede provocar desde la prohibición de la actividad, el cierre del espacio utilizado para realizarla, hasta la disolución de la entidad.

La importancia de escoger al equipo adecuado

Una empresa se constituye de un equipo de personas que trabajan juntas. Haremos énfasis en el término juntas, porque no se trata de que cada una desarrolle muy bien la tarea que se la ha encomendado, que también, sino que es imprescindible que haya un protocolo de trabajo entre todos sus miembros. Conocerse, apoyarse, ayudarse… son solo algunos de los pasos básicos en la labor empresarial.

Cuando una empresa trabaja el compliance dentro de la misma y elabora unos documentos al respecto, será fundamental hacer un seguimiento de los mismos y ver qué datos se arrojan sobre el papel, pero es imprescindible conocer en primera persona a la persona o equipo que los elabora y escucharles, en la comunicación verbal y no verbal se descubren piezas claves del puzzle que de otra forma serían prácticamente imposibles de detectar.

En qué aspectos deberías basar un buen plan de compliance en tu empresa

  • Observa. Una de las primeras claves se encuentran en conocer a través del observatorio los detalles o procesos en los que están inmerso tu entidad y que pueden ser susceptibles de no ser tratados con toda la transparencia o legalidad que debiera. Adelántate al problema detectando dónde puede surgir.
  • Profesionalización. En algunos casos es suficiente con una formación específica al respecto porque la persona que se va a encargar de esto dispone de una serie de conocimientos previos que le harán de lanzadera. En el caso de no tener entre las filas de la empresa una persona de este perfil, nuestro consejo es acudir a un profesional externo, capaz de hacer una gestión eficaz del compliance dentro de la empresa. Esta persona deberá de tomar una serie de decisiones importantes y debe no solo estar preparado llegado el momento, sino además tener los conocimientos oportunos para poder tomarlas sin que le tiemble el pulso ni ponga a la empresa en una situación aún más complicada.
  • Modelo de gestión. Ante cualquier situación de crisis lo ideal es disponer de un plan de actuación elaborado por el gabinete de crisis encargado para ello. Aquí ocurre lo mismo, el profesional o profesionales encargados deberán contar con un modelo de gestión, principalmente de los recursos financieros, para poder actuar con celeridad y conseguir prevenir el problema.  
  • Informar. Todo el trabajo desarrollado no tiene sentido si no se informa a los responsables de posibles irregularidades detectadas. No es necesario que se hayan demostrado al cien por cien, en el momento en el que se observa que pueda existir una mínima infracción debe ser comunicada, para establecer los mecanismos a utilizar en el caso de que siga avanzando el problema y estar preparados para ello.
  • Depurar responsabilidades. El trabajo no está exento de posibles errores, pero hay que saber diferenciar el nivel de la equivocación y la intencionalidad de la misma. Son en los casos de mayor envergadura donde es imprescindible depurar responsabilidades. Establecer un sistema disciplinario que sancione las conductas fraudulentas que hayan pasado por alto el modelo de compliance que se ha debido establecer de forma previa.  
  • Actualización. Al igual que las nuevas tecnologías, los planes de compliance no son permanentes en el tiempo, de forma paralela a la vida de la empresa y al propio funcionamiento de la sociedad y del sector empresarial, el modelo de compliance debe ser actualizado, revisado y evaluado. Más aún si durante el tiempo se han realizado infracciones de las cuales estamos seguros que se ha podido sacar una lectura y enseñanza aplicables al modelo.

Desde el despacho Díaz de Magdalena apostamos por un observatorio estable de la trayectoria empresarial que dé tranquilidad a sus responsables y que prevenga siempre. Si necesitas consultarnos tu caso puedes hacerlo sin ningún compromiso.