Indemnización por accidente de tráfico ¿cómo reclamar?

Vamos a acercarnos esta semana a la figura de la Indemnización por accidente de tráfico. Es decir, cuando sufrimos un atestado circulando, circunstancia desgraciadamente muy habitual en nuestra sociedad, podemos resultar lesionados en nuestro patrimonio (daños en el vehículo o en elementos de valor que hubiera en su interior) o bien y peor aun, lesionados en nuestra integridad física. En tales casos, nos puede corresponder una Indemnización por accidente de tráfico, en cuyo caso, debemos conocer perfectamente qué debemos hacer, cómo actuar y de qué manera plantear  una reclamación para saldarla con éxito.

Indemnización por accidente de tráfico

Desde el 1 de enero de 2016, para poder reclamar una Indemnización por accidente de tráfico, judicialmente, esto es, presentar una demanda en los juzgados, es un requisito obligatorio, hacer una reclamación previa a la compañía aseguradora. Esta reclamación previa debe hacerse de forma fehaciente, es decir, no vale con llamarles, ni mandar un e-mail o una carta. Hemos de hacerlo de manera que la compañía confirme que lo ha recibido, por lo tanto tiene que ser por correo certificado o por burofax. La ley prevé a su vez una serie de requisitos:

  • Identificar claramente a todos los implicados en ese accidente y por tanto en esa indemnización por accidente de tráfico
  • El relato exacto y preciso de los hechos, esto es, cómo sucedió todo detallado.
  • Enumerar todas las secuelas, lesiones ocasionadas etc.
  • Aporta todos los informes médicos
  • Reclamar una cantidad exacta conforme al baremo vigente (hay unas tablas oficiales, que actúan como baremos, es decir, que a cada daño o lesión asignan una cantidad)

Respuestas posibles de las aseguradoras a la Indemnización por accidente de tráfico

Una vez que la compañía recibe esto en esta forma, se le da un plazo de tres meses para contestar. En ese plazo puede ocurrir que la compañía de seguros no acepte la reclamación y no pague nada (ellos piensan que no ha ocurrido tal accidente; que ellos no cubren eso o que piensen que es culpa de la víctima) y tiene que dar una respuesta motival, es decir, negarse y decir por qué. Cuando esta situación se da, lo que podemos hacer es demandar en el juzgado.

Concurso de AcreedoresEsa demanda ya se puede presentar porque ya hemos dado el paso anterior, de reclamar a la compañía aseguradora. Ahora tenemos que presentar esa demanda acompañado de abogado, perito médico valorador, procurador y peritaje del automóvil. «Habrá que valorar si es rentable y si compensa hacer esta reclamación. Unas veces sí y otras veces no. Nosotros siempre aconsejamos al cliente en este sentido» nos confirma Carmen Díaz de Magdalena, letrada experta y directora de nuestro despacho.

Pero existe también otra opción. Que la compañía de seguros nos diga que sí, que está conforme con la solicitud que les hemos presentado y nos hace una oferta motivada por nuestra reclamación. Esa oferta tiene que venir acompañada de sus informes médicos. Nosotros podemos aceptar esa oferta o rechazarla por considerarla insuficiente. En tal caso, pediremos que el médico forense del juzgado vea a la víctima, la revise y entonces solicitamos al instituto de medicina legal  del lugar del accidente o del lugar de residencia de la víctima, que el médico forense (el médico del juzgado) revise al paciente.

«Démonos cuenta que aquí ha habido un conflicto de valoraciones. Por un lado la del médico valorador de la víctima, que describe una serie de lesiones y por otro lado el del médico valorador de la mutua que describe otras que contrastan con aquellas. Entonces, el médico forense va a emitir una criterio médico de arbitraje, porque es un médico imparcial y neutral a las aseguradoras» nos explica Carmen Díaz de Magdalena.

Una vez que ese médico vea a la víctima del accidente y haga el informe, se le pasa a la compañía de seguros que tiene ahora un plazo de un mes para hacer una nueva oferta en base a ese informe forense. Si vemos satisfactoria esa oferta, el cliente cobra y se acaba la reclamación.

Esta nueva ley de 2016 lo que hace es aprobar un proceso de reclamación previo (que como todas las últimas medidas viene a aliviar los tribunales de carga de trabajo) que invita a resolver las reclamaciones y contigencias de forma previa, externa al juzgado y por acuerdo de las partes. «Nosotros, en este despacho, siempre intentamos llegar a esta medida de solución por ser habitualmente más rápida y satisfactoria para la víctima» aclara Carmen Díaz de Magdalena.

«Desde esa fecha de entrada en vigor de la nueva ley, en dos años ya casi, hemos presentado decenas de reclamaciones a las aseguradoras. Tenemos protocolarizado el proceso para ofrecer al cliente un método ágil, fiable y cómodo» concluye Carmen.

Si usted desea solicitar una indemnización por accidente de tráfico y no sabe qué hacer, cómo plantearla, prefiere ponerlo en manos de un profesional etc. llámenos o escriba a despacho@diazdemagdalena.com y estaremos encantados de ayudarle.

Indemnización por accidente de tráfico