Herencia Yacente ¿sabes lo que es?

Si estás leyendo este post es porque probablemente desconozcas lo que es una herencia yacente. Esta semana, nos marcamos el objetivo de explicarte en qué consiste esta figura para que la conozcas comprendas todas sus aplicaciones, compromisos, características rasgos más interesantes.

De patrimonio a herencia yacente

Toda la herencia normalmente parte de un causante. El causante es aquella persona que al fallecer da inicio a la transición sucesoria de su patrimonio. Sin embargo, en todos los casos, mientras que se resuelve una herencia se habré un período de tiempo. Es decir, que la sucesión patrimonial no será de forma inmediata sino que hay que resolver la herencia mediante una serie de trámites.

Pues es durante ese periodo resolutivo, que el patrimonio pasa hacer una herencia yacente. Si me lo permites se puede decir que es una herencia en funciones o una herencia con carácter de interinidad.

Como cabe entender, la herencia dejará de tener ese carácter yacente una vez que ya ha sido liquidada.

Del causante al heredero

Aquel patrimonio del fallecido pase a manos de sus herederos es necesario que se dé la aceptación de la misma. No es algo que será por cierto de manera automática, ya que un caudal hereditario puede ser aceptado o rechazado. Esto significa que un individuo, que tiene derecho sobre una herencia, no le basta con esa condición de heredero sino que además debe aceptar expresamente dicha herencia.

La titularidad de los bienes, derechos y obligaciones en ella contenidos, se encuentran en un estado de indeterminación y con el fin de ser adquirida por herederos voluntarios o legales

Por tanto la herencia yacente tiene un periodo de vida que va desde la muerte del causante hasta la aceptación por parte de los herederos.

Gestionando la herencia yacente

La longevidad de una herencia yacente se puede alargar apartir de muchos fenómenos o circunstancias que van apareciendo y dilatando la resolución final hasta la llegada de esa aceptación por parte de los herederos.

Pero no por irresoluto es el patrimonio deja de existir. Es más, hay que seguir administrándolo, atendiendo sus necesidades, resolviendo cualquier contingencia que pueda acontecer etc.

Y para que eso pueda llevarse adelante debemos de nombrar a una persona que será quien se ocupe de velar por el correcto funcionamiento del todo. Puede ocurrir en esa herencia exista la figura de un albacea, que es una persona nombrada en el testamento por el causante para que sea quien administre el patrimonio entre tanto los herederos aceptan la herencia. El número y alcance de las funciones del albacea serán delimitadas de igual forma por el causante en el testamento. Las más habituales suelen ser las de custodiar el patrimonio, velar porque se resuelva efectivamente la herencia, atender los gastos y necesidades del patrimonio entre tanto se liquide etc.

La condición yacente de una herencia no la exime sin embargo de sus compromisos de pago, es decir, de la atención sus acreedores.

Quién puede interactuar con la herencia yacente

Podemos dirigirnos a la herencia yacente como si fuera una realidad determinada en varios casos:

  • Si somos acreedores contra esa herencia.
  • Si nos creemos con derecho esa herencia.

En resumen, si queremos tener algún derecho adquirido a favor o encontra de ser caudal hereditario podemos actuar acerca del mismo. Esto significa que ese carácter de interinidad propia de la herencia yacente no la deja al margen de sus obligaciones para con otras personas, que tendrá que satisfacer sin ampararse en la no aceptación temprana de la misma.

En caso de ser llamada a proceso, es decir que alguien quisiera ejercer algún tipo de reclamación judicial contra ella, quienes deberán personificarse tal como establece nuestro ordenamiento jurídico son: «quienes resulten ser herederos o se crean con derecho a la herencia del causante» y no el albacea o administradores de la herencia por muchas competencias que tengan designadas en el marco de la gestión de la herencia yacente.

Fuera del marco procesal, En caso de no haber nombrado 1 albacea ni unos administradores, esta función de gestión recae sobre los herederos.

Especialistas en herencias en Madrid

Antes o después, todas las personas se ven obligadas a pasar por el trance de resolver un caudal hereditario. Una herencia es un proceso en el que se involucran muchos derechos y obligaciones no una persona sino de varias. Es un contexto jurídico complejo.

Dará la gran cantidad de dudas, sugerencias, contingencias etcétera que pueden acontecer es imprescindible trabajar de la mano de verdaderos especialistas en derecho sucesorio.

Te invitamos a realizar tu consulta a nuestros especialistas para que te orientemos acerca de la mejor estrategia de liquidación de tu herencia.

Por | 2019-08-30T18:32:36+00:00 agosto 29th, 2019|Artículos, Blog, Noticias jurídicas|Comentarios desactivados en Herencia Yacente ¿sabes lo que es?