El Blockchain para proteger el secreto empresarial

El Blockchain para proteger el secreto empresarial

El Blockchain es uno de los fenómenos TIC del momento. Con multitud de aplicaciones en el mercado está tomando posiciones y ha llegado para quedarse. Uno de los últimos sectores en el que lo ha hecho es el legal, y es que la ley de secretos empresariales le ha abierto la puerta de par en par.

El pasado 21 de febrero se publicó en el BOE la Ley 1/2019 sobre Secretos Empresariales, que tenía entre sus objetivos principales establecer una posición de igualdad entre las empreasas que operan en España y las que lo hacen en el resto de países de la Unión Europea. En un mercado donde el talento viaja sin fronteras, los puestos de trabajo se relacionan, interactúan y negocian; en una era donde las nuevas tecnologías se han puesto en primera posición, la brecha abierta al espionaje y al robo, debía taparse con una ley que protegiera los intereses de sus creadores y el conocimiento. Una actualización legal que además responde a una necesidad que se venía reclamando con fuerza, la protección de esos secretos durante el proceso judicial, ya que en la mayoría de las ocasiones no se emprendían acciones legales, porque una vez iniciado el proceso, se estaba obligado a poner aquello que se quería proteger sobre la mesa sin ningún tipo de protección. Esta realidad hacía, que aquellas empresas o personas con intención de actuar ilegalmente, vieran una oportunidad clara para hacerlo, porque las empresas posteriormente no iban a querer llevarlas por este motivo hasta los tribunales.

La confidencialidad, más allá de un valor obsoleto y perteneciente a la sociedad de otros tiempos, se ha convertido en pieza fundamental de la empresa de la actualidad. Las últimas estadísticas reflejan cómo el valor de los activos intangibles, esos bienes que “casi” no se pueden ver ni tocar, crecen hasta cuotas insólitas en el poder y la economía empresarial, llegando a posicionarse entre el 50 y el 80% del valor de la entidad. El know how de la empresa tiene cada día más valor; todo lo que hay detrás de una marca, su estrategia, su imagen, su conocimiento, su patente, sus registros… y debe ser protegido. Pero ¿qué ocurre cuando queremos hacerlo con herramientas obsoletas? el resultado es evidente, no conseguimos el objetivo final.

Cómo proteger legalmente el secreto empresarial

La primera pregunta que deberíamos hacernos es cómo proteger legalmente a mi empresa y cómo proteger legalmente sus secretos empresariales. Ya hemos comentado algunos de los aspectos claves, marca, patentes, estrategias… pero hay más. Con los últimos avances tecnológicos y sistemas de trabajo, se han generado nuevas fórmulas que se vienen implantando desde hace tiempo y que también forman parte del secreto empresarial, entre ellas podemos destacar el método de trabajo de una entidad, sus sistemas y técnicas de producción, sus bases de datos y la información de clientes, avances científicos, canales de comunicación, estrategias… La actualización legislativa entiende estos, como activos patrimoniales otorgando la contundencia suficiente a la entidad, para que en el caso de ser pasivo de una violación, poder emprender acciones legales fructíferas contra la persona física o jurídica que ha realizado la infracción. Convertir al secreto empresarial en un patrimonio le ofrece además la posibilidad de cesión, transmisión, licencia de uso, titularidad y una aplicación tajante en cuanto a las sanciones.

El proceso empresarial de protección

Las herramientas están a disposición de la empresa, pero no podrá hacer uso de ellas, si en el caso de ser destinataria de una acción fraudulenta no consigue demostrar que ha tomado las medidas pertinentes de forma previa para evitarlas. De aquí nace el protocolo empresarial, tanto a nivel jurídico como técnico, que una entidad debe realizar y tener actualizado. Definir cuáles son los secretos empresariales y qué mecanismos se han implantado para protegerlos, será imprescindible, para en el caso de ser atacados, poder tomar las medidas necesarias y poder defenderse con la ley en la mano.

El Blockchain para proteger el secreto empresarial

El Blockchain ha surgido en los últimos años y sus posibilidades son cada día mayores. La combinación de tecnologías otorga a este sistema de un uso idóneo para la protección de información y secretos empresariales. Una fórmula que pretende modificar el uso actual de las bases de datos, para que diferentes personas puedan acceder a la información mediante un sistema descentralizado de registros y sincronizados.

El Blockchain hace uso de las claves criptográficas gracias a las cuales se puede operar con la información de una forma extremadamente segura, pudiendo compartirla y al mismo tiempo guardarla. Además, cumple con uno de los conceptos que más están en auge en los últimos tiempos, la transparencia, el hecho de que los registros no puedan ser borrados ni modificados le ofrece claridad para todos los agentes que operan con dichos secretos empresariales.

Operar mediante el sistema de Blockchain borra del mapa a los intermediarios y abre la puerta a multitud de aplicaciones en el sistema de trabajo de cada entidad. Todos los sectores y cualquier empresa pueden hacer de él, un sistema de trabajo y un mecanismo de protección. Desde este despacho le ofrecemos la posibilidad de estudiar su caso, conocer el mercado y el sector en el que opera y mostrarle cómo puede potenciar la seguridad de sus operaciones más allá del puro ámbito legal.

Como ya le hemos contado, la actualización de la Ley de Secretos Empresariales ha mejorado la posición del titular, pero también le ha obligado a no quedarse pasivo y establecer un protocolo de operaciones, desde Díaz de Magdalena le ofrecemos la posibilidad de crearlo, mejorarlo, adaptarlo y/o actualizarlo. Una puesta al día que le ofrecerá la cobertura legal y la seguridad del Know how que su empresa necesita.

 

  

 

Por | 2019-04-02T13:06:31+00:00 marzo 28th, 2019|Artículos, Blog|Comentarios desactivados en El Blockchain para proteger el secreto empresarial