Créditos rápidos ¿Por qué deberías evitarlos?

Si de algo hemos visto casos en este despacho es de créditos rápidos. En el despacho Díaz de Magdalena, somos especialistas en administración concursal (concurso de acreedores) mercantil, insolvencias, refinanciación de deuda, planes de viabilidad… es decir, que somos especialistas en sacar empresas y personas de sus apuros económicos cuando están ya en una situación límite.  Las hemos visto de todos los colores.

Por eso, queremos plantearte la siguiente pregunta ¿estás pensando en créditos rápidos como medida urgente para dar solución a tu momento financiero actual? Antes de aventurarte, déjanos mostrarte un panorama a futuro, para que puedas estar en mejores condiciones de tomar tu decisión, esto es: contar con toda la información y no solo con la que te brinda la empresa de créditos rápidos.

QUÉ SON LOS CRÉDITOS RÁPIDOS

Son créditos instantáneos. Proporcionan dinero al instante sin estudiar a fondo las posibilidades del prestatario para hacer frente al pago. Asumen un riesgo elevado a cambio de unos intereses en muchos casos por encima de lo considerado no abusivo. Promocionan un tipo de producto que permite disponer de una determinada cantidad de dinero en muy poco tiempo y con pocas preguntas ni requisitos previos. Cualquiera se puede hacer de un buen dinero rápidamente. A priori es un chollo.

En cualquier contrato que tengamos delante para firmar, hemos de ser precavidos y leer antes. Esto lo diremos siempre, en el caso de los créditos rápidos, es si cabe más necesario. Los clientes de este producto se llevan las manos a la cabeza cuando tienen que hacer frente a la devolución de la cantidad prestada:

  • Intereses inasumibles por elevados
  • Plazos de devolución casi inmediatos
  • Condiciones asfixiantes en caso de retrasos…

Tipos de interés abusivos

Existe mucha jurisprudencia diciendo que los tipos de interés de estos créditos rápidos son abusivos. Es decir, que muchos  juzgados los han considerado usurarios. Esto quiere decir que están por encima del interés legítimo que se puede aplicar. El beneficio es excesivo y por tanto abusivo.

Muchos, pero muchos de estos créditos rápidos se marcan con un tipo de interés por encima del 30% lo cual es una verdadera locura. Si consultamos la TAE (TASA ANUAL EQUIVALENTE) que es una medida introducida por el Banco de España, que se utiliza como herramienta para comparar los productos bancarios de las distintas entidades. Tiene en cuenta no solo el montante de la operación, esto es, la cantidad que te prestan, sino otros aspectos como el plazo de amortización (tiempo en el que tienes que devolverlo) y otras características igualmente importantes.

Quédate con que gracias a la TAE tenemos un rango promedio de precios de mercado y comparativamente podemos indicar qué cantidades estarían fuera de mercado y serían por tanto abusivas. Los tipos de interés de los créditos rápidos suelen estar fuera de esas líneas rojas.

Plazo de amortización

Analiza muy bien y de forma exacta en cuanto tiempo tienes que devolver el dinero. Los plazos de amortización del crédito rápido son su verdadera jugada maestra. De manual. Estas entidades trabajan con personas que necesitan dinero de forma desesperada. De no ser así, acudirían a la oferta de créditos de las entidades bancarias más habituales y negociarían más despacio. Por lo tanto el cliente habitual del crédito rápido tiene dos rasgos clave: no dispone de liquidez y le urge obtener dinero.

Las empresas de crédito fácil prestan dinero a estos individuos y les exigen devolverlo en solo mes y medio o dos meses. Plazos mínimos. Piensa ¿Si hoy no tienes ni 5.000 € estás seguro de que dentro de dos meses podrás devolver 6500€? (Suponiendo un interés del 30% que bien puede ser superior) No parece probable.

Aun peor. Cuando llegue tu fecha de pago y no puedas abonar la cantidad, empezarán a contar los intereses de demora, es decir, nuevos intereses a sumar a los nominales para que la cantidad crezca y además cada vez más rápido (exponencial).

SITUACIONES LÍMITE

Hemos tenido bastantes clientes en esta situación. Incluso, no es raro que estos créditos pidan como aval pertenencias patrimoniales de las personas que les solicitan el crédito. Por favor no firmes nada sin dejarnos aconsejarte antes. Y si estás en esta situación en la que el crédito crece en penalizaciones por demora o impago sin parar y es realmente inasumible para ti, contacta con nosotros ya. No agraves el problema por falta de acción. Podemos ayudarte.

despacho@diazdemagdalena.com

 

Por | 2019-04-23T12:14:31+00:00 abril 12th, 2019|Artículos, Blog, Noticias jurídicas|Comentarios desactivados en Créditos rápidos ¿Por qué deberías evitarlos?